Esta vez, el vencimiento del plazo para pactar canjes en la NFL sí derivó en grandes anuncios.

Los 49ers de San Francisco, que no han ganado, adquirieron a Jimmy Garoppolo, quarterback sustituto de los Patriots de Nueva Inglaterra. Los Eagles de Filadelfia, líderes de la liga, reforzaron su ataque el martes, con la incorporación de Jay Ajayi, procedente de los Dolphins de Miami.

Y los Bills de Buffalo, que con una foja de 5-2 han tenido su mejor comienzo de campaña desde 1993, se hicieron de los servicios del receptor Kelvin Benjamin, cedido por los Panthers a cambio de selecciones en la tercera y séptima ronda del próximo draft.

Los cambios se realizan un día después de que los Seahawks de Seattle accedieron a enviar al cornerback Jeremy Lane, junto con dos selecciones colegiales, para adquirir a Duane Brown, tackle izquierdo de los Texans de Houston.

Es raro que los canjes a media temporada generen mucho entusiasmo o transformen el panorama rumbo a los playoffs. En muchos años, el plazo ha vencido sin mayor novedad.

En cada uno de los últimos dos años, el mayor nombre involucrado fue el de Joe Thomas, 10 veces seleccionado al Pro Bowl. Pero jamás dejó las filas de los Browns de Cleveland a fin de incorporarse a un candidato al título.

Este año, ni siquiera existió esta posibilidad, pues el tackle izquierdo sufrió un desgarro del tríceps del brazo izquierdo el 16 de octubre. La lesión requerirá cirugía, lo que ha puesto fin a la campaña de Thomas y cortó su racha de 10.363 jugadas en forma consecutiva.

Los 49ers accedieron a entregar una selección en la segunda ronda del draft de 2018 a los Pats. El canje será oficial una vez que Garoppolo se someta a un examen físico.

Se esperaba que San Francisco (0-8) reclutara un quarterback en la primera ronda del draft del año próximo o que buscara adquirir a un titular probado como Kirk Cousins en el mercado de agentes libres.

En vez de ello, el entrenador Kyle Shanahan y el gerente general John Lynch decidieron adelantar una adquisición y dejar el destino de la franquicia en manos de un quarterback que ha jugado de inicio sólo dos partidos en cuatro temporadas dentro de la NFL.

Garoppolo ganó los dos encuentros, como sustituto de Tom Brady en el comienzo de la temporada de 2016. Completó 42 de 59 pases para 496 yardas, dos anotaciones y ningún envío interceptado.

Ajayi acumula 465 yardas por tierra y promedia 3,4 yardas por acarreo, sin touchdowns. Los Eagles (7-1) tienen la quinta ofensiva terrestre y han ganado seis partidos en fila.

Benjamin totaliza 32 recepciones para 475 yardas y dos anotaciones en la campaña.

___

Arnie Melendrez Stapleton está en Twitter como http://twitter.com/arniestapleton