AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Lowry y Holmes comparten la cima en Abierto Británico

July 19, 2019
1 of 5
El local Rory McIlroy agradece al público, luego de completar la segunda ronda del Abierto Británico en el Royal Portrush de Irlanda del Norte, el viernes 19 de julio de 2019 (AP Foto/Peter Morrison)
1 of 5
El local Rory McIlroy agradece al público, luego de completar la segunda ronda del Abierto Británico en el Royal Portrush de Irlanda del Norte, el viernes 19 de julio de 2019 (AP Foto/Peter Morrison)

PORTRUSH, Irlanda del Norte (AP) — Todos en la tribuna principal se pusieron de pie para ovacionar a Rory McIlroy, en el cierre de una buena jornada. El norirlandés estaba ansioso por recibir semejantes muestras de apoyo en su tierra natal, y caminó hacia el último hoyo del campo Royal Portrush en el Abierto Británico.

Pero no era la jornada dominical, ni McIlroy estaba concluyendo una participación exitosa en el certamen.

Era viernes, y McIlroy será mero espectador durante el fin de semana, dado que no pasó el corte del certamen. En cambio, el irlandés Shane Lowry, uno de los mejores amigos de McIlroy, irá por la jarra de plata.

Lowry consiguió birdie en cuatro de los primeros cinco hoyos para entregar una tarjeta de 67 golpes, cuatro debajo del par. Quedó empatado en la cima con J.B. Holmes, quien tuvo un marcador de 68 impactos en la segunda ronda.

Lee Westwood y Tommy Fleetwood se ubicaron un golpe detrás. Brooks Koepka y Jordan Spieth están a tres.

Pero la disputa por el título podía esperar.

La jornada del viernes estuvo dedicada a McIlroy, quien mantuvo expectante al público mientras intentaba pasar el corte tras abrir el certamen con un recorrido desastroso de 79 golpes.

Las aclamaciones tuvieron una intensidad propia de una ronda definitiva, mientras McIlroy se anotaba cinco birdies en siete hoyos para brillar debajo del cielo encapotado en la costa del Atlántico Norte.

Necesitaba un último birdie, pero su tiro de aproximación se desvió en una protuberancia del terreno y se fue hacia la izquierda del green del 18.

Salvó un par, y una tarjeta de 65, pero no sobrevivió a la segunda ronda.

“Es un momento que había esperado durante los últimos años”, dijo McIlroy en referencia a la despedida que le brindó el público. “Sólo que ocurrió dos días antes”.

McIlroy estaba decepcionado de su torneo, pero orgulloso de su último recorrido.

“Lleno de gratitud hacia cada persona que me ha seguido hasta el final y que me deseó lo mejor”, recalcó. “Pese a que en el comienzo de la semana llegué acá diciendo que quería hacer las cosas por mí, hacia el final de la ronda de hoy las estuve haciendo también por ellos”.

Tiger Woods y Phil Mickelson tampoco estarán en las últimas dos rondas. Es la primera vez en 77 majors que han jugado como profesionales que ninguno de los dos pasa el corte en el mismo torneo.

Darren Clarke, quien jugó en este campo como juvenil, quedó también eliminado, de una forma cruel, con un triple bogey en el último hoyo.

Y ahora, en el primer Abierto Británico que se disputa en Irlanda del Norte desde 1951, el público deberá olvidarse de las figuras caídas y concentrarse en el espectáculo de la lucha por el trofeo.

Ningún latinoamericano pasó el corte. El mexicano Abraham Ancer se quedó a un golpe, con una ronda de 72 y un acumulado de 144, dos encima de par.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.