CARACAS (AP) — El candidato independiente Henri Falcón denunció el lunes que fue hostigado por supuestos simpatizantes del gobierno durante un acto de campaña en una de las barriadas más grandes de la capital venezolana.

A través de un video publicado en Twitter, Falcón afirmó que inicialmente sus partidarios fueron insultados y despojados de sus pertenencias, y posteriormente agredidos durante una caminata por la parroquia Sucre de Caracas.

Entre los agredidos se encuentra el diputado opositor Teodoro Campos, quien fue hospitalizado por un traumatismo severo en el cráneo después de que un desconocido lo golpeó con una manopla de acero, acusó Falcón, quien resultó ileso.

Falcón, quien rompió con la postura de la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en marzo pasado a fin de postularse a la presidencia en los comicios del 20 de mayo próximo, acusó al gobierno del presidente Nicolás Maduro de intentar silenciar a sus adversarios “habilitando sus grupos armados” conocidos como “Colectivos”.

Falcón, líder del partido minoritario Avanzada Progresista que cuenta con el apoyo de otras dos pequeñas organizaciones políticas, señaló que seguirá en la calle en busca de sumar el apoyo de aquellos que reclaman mejores condiciones de vida, el reencuentro entre los venezolanos en un país dividido por la política.

“Nada de esto nos va a detener”, exclamó Falcón, quien hizo un llamado a Maduro a que ejerza “control sobre sus grupos armados”. Agregó que el gobernante será el responsable de que haya paz o violencia durante la campaña electoral.

El candidato agradeció el apoyo de la Policía Nacional durante el incidente y destacó que los agentes también fueron agredidos.

La alianza _que agrupa a una veintena de partidos_ decidió no participar en los comicios presidenciales bajo el argumento de que no existen elementos suficientes para garantizar una elección justa y transparente.

En su lugar, la alianza creó recientemente un frente opositor que incluye grupos académicos y antiguos partidarios del oficialismo, con miras a organizar a los a los adversarios del gobierno de Maduro. La iniciativa surgió tras la fragmentación de la alianza opositora hacia el final de las protestas antigubernamentales que se escenificaron casi a diario entre abril y julio de 2017, y en las que murieron al menos 120 personas.