QUITO (AP) — El presidente Lenín Moreno propuso el lunes un plan económico que se basa en ajustes fiscales, atracción de inversión externa, estímulos al sector privado, fusión y eliminación de organismos públicos y jerarquización del gasto público a fin de afrontar la falta de liquidez a nivel gubernamental.

“No se puede sostener el crecimiento con deuda y consumo, sino con el mejoramiento de la productividad”, dijo el mandatario durante un discurso televisado, y agregó que es necesario corregir el endeudamiento excesivo y pagar las principales obligaciones financieras.

Ecuador tiene un déficit fiscal de alrededor de 6.000 millones de dólares al año, que aunado a una deuda pública de entre 40.000 y 50.000 millones de dólares, se convierte en una fuente de presión permanente y desbalance en las finanzas públicas.

La propuesta busca la estabilidad y el equilibrio fiscal, priorizar y hacer eficiente el gasto público y reducir el aparato estatal, indicó Moreno.

El mandatario añadió que su gobierno busca aumentar el empleo en un 7% y sacar a unas 800.000 personas de la pobreza.

El paquete económico no estipula aumento de impuestos, sino la racionalización de tributos para estimular la producción y la generación de riqueza y empleo.

Hasta el 23 de marzo, el Banco Central registraba un saldo de 1.737 millones de dólares, un descenso del 51% respecto a enero pasado. Con esos recursos, el país debe pagar obligaciones económicas internas y compromisos internacionales.