AP NEWS
Related topics

Trump emite proclama que restringe otorgar asilo

November 10, 2018

Un grupo de migrantes centroamericanos, parte de los miles que conforman una caravana que trata de llegar a Estados Unidos, marcha hacia la sede del órgano de derechos humanos de las Naciones Unidas en la Ciudad de México, el jueves 8 de noviembre de 2018. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump emitió una proclama el viernes para negarle asilo a los migrantes que ingresen al país de manera ilegal, cerrando aún más la frontera mientras varias caravanas de centroamericanos se acercan lentamente hacia Estados Unidos.

La medida fue impugnada inmediatamente en los tribunales.

Trump utilizó los mismos poderes que aprovechó el año pasado para restringir la admisión de ciudadanos de ciertos países de mayoría musulmana, una medida que la Corte Suprema ratificó. Las nuevas normas pretenden eludir las leyes que afirman que cualquier persona es candidata a recibir asilo sin importar cómo ingrese al país. Unas 70.000 personas que ingresan sin permiso a Estados Unidos cada año solicitan asilo, señalaron las autoridades.

“Necesitamos gente en nuestro país, pero deben entrar de forma legal”, afirmó Trump el viernes al partir a París.

Horas después, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) y otros grupos activistas presentaron una demanda en una corte federal del norte de California para bloquear las normas, argumentando que son claramente ilegales.

“El presidente simplemente está intentando pasar por encima de la decisión del Congreso de proporcionar asilo a los que están en peligro, sin importar la forma en que ingresan”, dijo Lee Gelernt, abogado de la ACLU.

La demanda también pretende congelar la proclama mientras se resuelve el litigio.

Se desconoce si el caso pasará ante un juez antes de que las normas entren en vigor el sábado. Se implementarían al menos por tres meses pero podrían extenderse, y no afectan a la gente que ya está en el país. El Departamento de Justicia afirmó en un comunicado que la proclama es legal.

El anuncio de Trump es un nuevo intento de aplicar su estricta postura hacia la inmigración a través de cambios regulatorios y decretos, y con ello soslayar al Congreso, el cual no ha aprobado ninguna reforma migratoria. Pero esos intentos han sido obstaculizados en gran medida por impugnaciones legales, y en el caso de la separación de familias este año, la indignación global obligó a Trump a dar marcha atrás.

Las autoridades dicen que los cambios a la ley de asilo pretenden canalizar a los migrantes a través de los cruces fronterizos oficiales para acelerar los dictámenes, en lugar de que intenten eludir dichos cruces en la frontera de casi 3.200 kilómetros (2.000 millas). La Patrulla Fronteriza dice que aprehendió a más de 50.000 personas que intentaron cruzar ilegalmente en octubre, un nuevo máximo este año, aunque los cruces no autorizados están muy por debajo de sus máximos históricos de décadas anteriores.

Pero los puertos de ingreso ya tienen largas filas y tiempos de espera, por lo que las autoridades migratorias se ven obligadas a decirles a algunos de los migrantes que regresen después. En los últimos meses, la acumulación de casos ha sido especialmente elevada en cruces en California, Arizona y Texas, y algunas personas han tenido que esperar cinco semanas para intentar solicitar asilo en el principal cruce de San Diego.

“La llegada de grandes números... contribuirá a la sobrecarga de nuestro sistema de inmigración y asilo, y a la liberación de miles... al interior de Estados Unidos”, afirmó Trump en el decreto, y calificó la situación como una crisis.

Funcionarios gubernamentales dijeron que a los que se les niegue el asilo con base en la proclama podrían ser candidatos a formas similares de protección si temen regresar a sus países, aunque estarían sujetos a mayores requisitos. Esas formas de protección incluyen “aplazamiento de la deportación” _que es similar al asilo, pero no permite la entrega de tarjetas de residencia ni el traer a familias_, o la protección amparada por la Convención de las Naciones Unidas Contra la Tortura.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional indicaron que están añadiendo personal en los cruces fronterizos para manejar el incremento que se prevé llegue, pero se desconoce cómo los migrantes, en especial las familias, serían detenidos mientras se atienden sus casos. Los centros de detención de familias están en gran medida al tope de su capacidad. Trump ha dicho que quería erigir “ciudades de carpas”, pero no se ha financiado ni decidido nada.

Estados Unidos también está trabajando con México para regresar a algunos migrantes a sus lugares de origen. En la actualidad, las leyes sólo permiten deportar rápidamente a los mexicanos, pero cada vez más los que solicitan asilo provienen de Centroamérica, no de México.

___

Los periodistas de The Associated Press Elliot Spagat en San Diego, Nomaan Merchant en Houston y Jill Colvin y Zeke Miller en Washington contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly