WASHINGTON (AP) — La Marina de Estados Unidos realizará ejercicios militares en los que participarán grupos de ataque de tres portaaviones en el Pacífico occidental a partir de este fin de semana, lo que coincide con las últimas escalas de la gira del presidente Donald Trump por Asia.

Los ejercicios se realizarán de sábado a martes, informó la Marina el miércoles. Serán las primeras maniobras de la Marina con tres portaaviones en el Pacífico occidental desde 2007.

La 7ma flota, que anunció los ejercicios, no especificó el lugar en el que se realizarán, pero las autoridades han dicho recientemente que tienen el objetivo de demostrar la determinación de Estados Unidos con sus aliados, Japón y Corea del Sur, durante la actual crisis con Corea del Norte.

“Las operaciones de fuerza de ataque con varios portaaviones son muy complejas, y este ejercicio en el Pacífico occidental es prueba de la capacidad única y el compromiso inquebrantable de la flota estadounidense en el Pacífico por la continua seguridad y la estabilidad de la región”, dijo el comandante de la Flota del Pacífico, el almirante Scott Swift.

El anuncio no hizo mención de la coincidencia entre las maniobras y la gira de Trump, pero los ejercicios están conectados con una serie de acciones estadounidenses para exhibir su poderío militar mientras Washington y sus aliados ponen presión diplomática en Pyongyang para poner fin a su programa de armas nucleares y cesar sus pruebas de misiles balísticos.

Bombarderos estratégicos de Estados Unidos recientemente volaron cerca de las costas de Corea, y Trump mencionó esta semana en Corea del Sur que cuentan con submarinos operando en la zona.

Trump comenzó su viaje en Japón y actualmente se encuentra en China. También tiene visitas programadas a Vietnam y las Filipinas.

Los portaaviones que participarán en las maniobras son el USS Ronald Reagan, apostado en Japón, el USS Theodore Roosevelt, con puerto en San Diego, y el USS Nimitz, de la Base Naval Kitsap en Bremerton, Washington.

El general Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto, dijo a la prensa en Hawai a finales de octubre, antes de que se difundieran las fechas de las maniobras, que los tres portaaviones no se enfocaban en Corea del Norte. Dijo que la reunión en la zona es una “demostración rutinaria de nuestro compromiso con la región”.