AP NEWS
Related topics

Periodistas de Reuters enjuiciados en Myanmar

July 30, 2018

Kyaw Soe Oo, periodista de Reuters, en su juicio en Yangón, Myanmar, el 30 de julio del 2018. (AP Photo/Thein Zaw)

YANGÓN, Myanmar (AP) — Uno de los dos periodistas de Reuters enjuiciados en Myanmar declaró el lunes en su juicio que no sabía nada de los documentos oficiales que la policía supuestamente halló en su teléfono celular.

Kyaw Soe Oo y su colega Wa Lone se han declarado inocentes de violar la Ley sobre Secretos de Estado, por lo cual podrían ser sentenciados a 14 años de cárcel. Fueron arrestados en diciembre y han permanecido detenidos desde entonces después de que se les negó la fianza.

Ambos insisten en que la policía les puso una trampa supuestamente en represalia porque reportaron sobre la brutal represión contra la minoría musulmana rohinya. Unos 700.000 rohinya han huido al vecino país de Bangladesh después de que comenzó la persecución en agosto del año pasado.

Su abogado, Than Zaw Aung, dijo a reporteros tras la sesión judicial del lunes que los documentos mostrados no eran secretos de Estado, y que por dos semanas Kyaw Soe Oo ni siquiera tuvo su teléfono consigo porque estaba siendo interrogado por la policía. Agregó que en un caso se trataba de la agenda de un viaje que hizo el vicepresidente y que se conocía públicamente y el otro era sobre un proyecto de desarrollo.

Varios testigos más declararán en agosto, después de lo cual los abogados darán sus argumentos de cierre y el juez dará su veredicto. La corte hasta ahora ha realizado unas 30 sesiones en siete meses.

Kyaw Soe Oo dijo el lunes que en el interrogatorio que le hizo el fiscal testificó que no sabía de dónde provenían los documentos que estaban en su teléfono y que había realizado su trabajo de acuerdo con los estándares éticos periodísticos.

Agregó que no se le ha permitido reunirse con abogados ni familiares durante sus dos meses de interrogatorios y tampoco se le permitió descansar mientras era interrogado unas cuatro horas.

Wa Lone, quien fue interrogado la semana pasada, dijo que el proceso fue abusivo.

“No se nos permitía dormir. El clima era muy frío en ese momento y estábamos esposados. No había manta ni redes para mosquitos. Tampoco se nos dejaba dormir durante tres o cuatro noches. Pienso que no nos golpearon físicamente, pero nuestras mentes estaban siendo torturadas”, declaró.

AP RADIO
Update hourly