LOS ÁNGELES (AP) — El horno natural que es el Valle de la Muerte de California estaba ardiendo en julio y tentativamente estableció un récord mundial para el mes más caliente de la historia.

La temperatura promedio ese mes en ese parque nacional fue de 42,28 grados Celsius (108,1 Fahrenheit), dijo Todd Lericos, meteorólogo en la oficina en Las Vegas del Servicio Nacional de Meteorología.

Eso hizo añicos el récord previo, establecido también en el Valle de la Muerte en julio de 2017 cuando el promedio fue de 41,89 C (107,4 F).

“Eclipsó el récord por bastante”, señaló Lericos, y añadió que los datos se consideran preliminares y necesitan ser revisados antes de incluirlos en los libros oficiales de récords.

Las temperaturas se toman en el Furnace Creek del Valle de la Muerte, una vasta área inhóspita del desierto del sureste de California que incluye la cuenca Badwater Basin, el punto más bajo en América del Norte, a 85,9 metros (282 pies) debajo del nivel del mar.