OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — El campeón semipesado Andre Ward anunció el jueves que se retira del boxeo con un récord invicto porque ya no tiene más el deseo de seguir peleando.

Ward, de 33 años, emitió una declaración en su portal titulada “Misión Cumplida”, en la que les agradece a quienes le ayudaron a lo largo de su carrera y explica su decisión de dejar el deporte cuando está en la cima.

“De todo corazón, agradezco a todos ustedes que han tenido un papel en mi travesía. Ustedes saben quiénes son. No podría haberlo logrado sin ustedes”, escribió. “Quiero que esté claro _ me retiro porque mi cuerpo no puede soportar más los rigores del deporte y por lo tanto mi deseo de pelear ya no existe. Si no puedo darles a mi familia, mi equipo y mis fanáticos todo lo que tengo, entonces no debo seguir peleando”.

Ward es considerado actualmente el mejor púgil libra por libra por la revista Ring Magazine. Pero en una entrevista con ESPN dijo ya no quiere seguir entrenándose lo necesario para prepararse para sus peleas.

"La gente ve lo que hago la noche de la pelea, bajo las luces, pero no ve el trabajo diario, el esfuerzo, no ve el dolor físico por el que pasa uno, no solo en las peleas, sino para prepararse y estar listo para esas batallas”, le dijo a ESPN. “Yo sentí que lo físico del deporte, no sólo lo que pasa en el cuadrilátero, sino también en el entrenamiento y la preparación, comenzó a cobrarse su saldo en mí en los últimos dos o tres años y yo me afiancé y seguí, pero a este punto, es hora, y sé que es hora”.

Ward ha ganado sus 32 peleas, con 16 nocáuts. Ganó el oro olímpico como semipesado en el 2004. En el 2009 ganó la corona supermediana de la AMB al vencer a Mikkel Kessler y unificó el título en el 2011 cuando se impuso a Carl Froch en la final del torneo Super Six de supermedianos.

Ward entonces sufrió problemas en un hombro que le mantuvieron fuera de acción y después se pasó 19 meses sin pelear a causa de una disputa legal con su ex promotor, el difunto Dan Goosen.

Ward regresó al cuadrilátero en junio del 2015. Ganó el título semipesado en una decisión unánime, aunque discutida, contra Sergey Kovalev en noviembre del 2016, tomando los tres cinturones. Ward seguidamente venció a Kovalev de forma más clara en la revancha en junio, que fue parada en el octavo asalto.

"Andre Ward termina su carrera cómo solamente él supo vivirla _ en la cima como campeón”, dijo el vicepresidente de HBO Peter Nelson. "Ver pelear a Ward era maravillarse por su constante dominio del arte en el cuadrilátero, aparte de ser un modelo a seguir fuera del cuadrilátero. El Salón de la fama será afortunado por tenerle”.