MEDAN, Indonesia (AP) — Una mujer que se quejó de los ruidos en una mezquita fue condenada a 18 meses de prisión por blasfemia en Indonesia.

La mujer, llamada Meiliana, estalló en llanto cuando el juez Wahyu Prasetyo Wibowo pronunció la sentencia. Fue retirada de la corte con las manos esposadas.

Los fiscales dijeron que la acusada, de 44 años, violó el código penal al blasfemar contra el islam, la religión dominante en Indonesia.

Turbas incendiaron y saquearon al menos 14 templos budistas en Tanjung Balai, una ciudad portuaria en Sumatra, en julio de 2016 al conocerse que Meiliana había presentado una queja sobre los altoparlantes de una mezquita.

El abogado de la mujer, Ranto Sibarani, dijo que apelaría la sentencia. El Foro Comunitario Islámico, un grupo conservador, dijo que era demasiado indulgente.

La pena máxima por blasfemia es de cinco años.

La constitución indonesia garantiza la libertad de expresión y religión, pero en años recientes se han presentado denuncias por ofensas contra el islam, una posible señal de que el ala más conservadora está ganando terreno. La abrumadora mayoría de los casos culminan con un veredicto de culpabilidad.