LA PAZ (AP) — El presidente de gobierno de España Pedro Sánchez comprometió el martes el apoyo de su país ante la Unión Europea para celebrar la cumbre Latinoamérica-Europa el próximo año en Bolivia a solicitud del mandatario Evo Morales.

“España va a trabajar en el seno de la Unión Europea para que la cumbre sea posible. Espero que lo podamos conseguir. Presidente Morales tendrá todo el apoyo y ayuda del gobierno español”, le dijo Sánchez al mandatario boliviano en la rueda de prensa conjunta a poco de su llegada a este país.

La cumbre entre mandatarios de Latinoamérica y Europa está pendiente desde el año pasado. En 2019 Bolivia también asumirá la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Sánchez llegó el martes por la tarde a Santa Cruz, en el oriente de Bolivia, tras visitar Chile en el marco de su primera gira para estrechar lazos con cuatro países del continente, y que posteriormente lo llevará a Colom que lo llevará posteriormente a Colombia y Costa Rica.

Bolivia no recibía al jefe del gobierno español desde hace 20 años.

Sánchez firmó acuerdos de cooperación con Bolivia y manifestó el apoyo de España al proyecto de Morales de impulsar, junto a varios países de la región y Europa, la construcción de un tren bioceánico que pretende unir el puerto peruano de Ilo con el brasileño de Santos a través de territorio boliviano. El megaproyecto de 3.775 kilómetros, que aún está en su fase de estudio, requiere de una inversión de 14.000 millones de dólares.

Sánchez se reunirá el miércoles con miembros de la comunidad española y visitará una región turística del oriente antes de emprender viaje a Colombia, penúltima parada de su gira.

Morales condecoró a Sánchez con la máxima orden boliviana el Cóndor de los Andes.