WASHINGTON (AP) — Más de dos terceras partes del reciente y acelerado derretimiento de los glaciares del mundo se deben a la actividad de los seres humanos, halló un nuevo estudio.

Los científicos que examinan la pérdida de hielo de los glaciares desde 1851 no detectaron una huella humana en el asunto sino hasta mediados del siglo XX. Incluso entonces sólo una cuarta parte del calentamiento no se debía a causas naturales.

Pero desde 1991, aproximadamente el 69% del derretimiento que se aceleraba rápidamente era debido a la actividad de la gente, dijo Ben Marzeion, científico del clima en la Universidad de Innsbruck en Austria.

"Los glaciares se están reduciendo realmente rápido ahora", advirtió. "Creo que es justo decir que la mayor parte de ello se debe al hombre".

Los científicos culpan del problema al calentamiento global por la quema de carbón, petróleo y gas, así como cambios en el uso de la tierra cerca de los glaciares y a la contaminación con hollín.

Los glaciares de Alaska y los Alpes en general tienen más derretimiento provocado por los seres humanos que el promedio mundial, señaló Marzeion.

El estudio fue publicado el jueves en la revista Science.

Esta investigación es la primera que calcula qué tanto del derretimiento de los glaciares puede ser atribuido a los seres humanos y "el enorme incremento de aproximadamente una cuarta parte a cerca de 70% de pérdida total de la masa de los glaciares es significativo y preocupante", dijo Regine Hock, geofísica de la Universidad de Alaska en Fairbanks, que no formó parte del estudio.

Durante las últimas dos décadas, aproximadamente 269.000 millones de toneladas métricas (295.000 millones de toneladas) de hielo se derriten cada año en promedio debido a las actividades humanas, y unas 121.000 millones de toneladas métricas (130.000 millones de toneladas) al año se derriten por causas naturales, calculó Marzeion.

Por sí sola, el agua proveniente de los glaciares incrementa el nivel de los mares en aproximadamente un centímetro (0,40 pulgadas) cada década, junto con aumentos aún mayores por el derretimiento de las capas de hielo de los polos —que son distintas a los glaciares— y la expansión molecular del agua debido a las temperaturas más cálidas.

Marzeion y sus colegas hicieron múltiples simulaciones en computadoras para ver qué tanto derretimiento habría a consecuencia de todo tipo de causas, y luego las repitieron para determinar cuánta pérdida de glaciares habría si sólo se incluyeran las causas naturales. La diferencia es lo provocado por los seres humanos.

El estudio mostró que se requirió tiempo para que el calentamiento global y otros factores se acumularan y provocaran que los glaciares se derritieran. El efecto retardado significa que las condiciones ya están dadas en el mundo para un derretimiento más rápido a consecuencia del calentamiento del que ya ha ocurrido, advirtieron Marzeion y Richard Alley, experto en glaciares de la Universidad del Estado de Pennsylvania, quien no formó parte de la investigación.

___

En línea:

Science: http://www.sciencemag.org

___

Seth Borenstein está en Twitter como: http://twitter.com/borenbears