AP NEWS
Related topics

México: Migrantes marchan pacíficamente a frontera con EEUU

November 22, 2018
1 of 2

Un migrante hondureño sostiene una bandera de México y una de Estados Unidos mientras un grupo pequeño de migrantes trata de cruzar la frontera hacia Estados Unidos en Tijuana, México, el jueves 22 de noviembre de 2018. (AP Foto/Ramón Espinosa)

TIJUANA, México (AP) — Un grupo pequeño de migrantes centroamericanos se dirigía pacíficamente el jueves a un cruce fronterizo en Tijuana para exigir mejores condiciones y presionar para poder ingresar a Estados Unidos.

La policía observaba de cerca mientras las autoridades de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Grupo Beta de protección a migrantes decían a los centroamericanos que sus necesidades serían atendidas.

Los funcionarios les aconsejaban solicitar visas humanitarias en México y buscar trabajo en Tijuana, donde, dijeron, hay miles de puestos de trabajo disponibles.

Sin embargo, Óscar Rodríguez, de 22 años y oriundo de Colón, Honduras, se decía dispuesto a convencer a “que Estados Unidos nos abra las puertas”.

Varios miles de migrantes centroamericanos llegaron a Tijuana la semana pasada más de un mes después de salir de Honduras en una caravana.

El gobierno de Estados Unidos solo procesa alrededor de 100 solicitudes de asilo al día en el principal cruce fronterizo en Tijuana hacia la ciudad de San Diego y ya había varios miles de migrantes en lista de espera.

Algunos residentes de Tijuana han dado a los migrantes un recibimiento frío, dejándolos atrapados entre una ciudad, cuyo alcalde dijo que no eran bienvenidos, y un presidente estadounidense que trata de impedir que ingresen a su país.

Rodríguez dijo que la injerencia de Estados Unidos en la política hondureña creo condiciones de vida que eran imposibles de aguantar para él.

“Van a seguir viniendo miles de personas porque Estados Unidos siempre es un gobierno que mete manos en los gobiernos de Centroamérica”, manifestó Rodríguez. Agregó que el mandatario hondureño Juan Orlando Hernández, quien fue reelegido en un resultado disputado el año pasado, es el presidente elegido por Estados Unidos.

El gobierno estadounidense reconoció rápidamente la victoria de Hernández pese a que había acusaciones generalizadas de irregularidades. Rodríguez, que trabaja en seguridad privada, culpó al presidente hondureño de reprimir violentamente las manifestaciones en contra de su gobierno.

AP RADIO
Update hourly