AP NEWS
Related topics

Reygadas mezcla belleza con turbulencia en “Nuestro tiempo”

September 27, 2018
1 of 6

La actriz mexicana Natalia López posa el 24 de septiembre del 2018 en la Ciudad de México durante una entrevista sobre la película "Nuestro tiempo" de su esposo Carlos Reygadas, que ambos protagonizan. Tras su debut en el Festival de Cine de Venecia, la cinta se estrena en México el viernes. (AP Foto/Berenice Bautista)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — A más de dos horas de entrar en la historia de “Nuestro tiempo” de Carlos Reygadas, el público no se mueve incómodo en las butacas ni sale por palomitas. Está pendiente de cómo terminará el triángulo amoroso en el que ha metido a sus protagonistas.

La cinta, estrenada a principios de mes en el Festival de Cine de Venecia y que llega a las pantallas comerciales de México el viernes, es el resultado de un guion de 150 páginas, dos años de filmación y un primer corte de cuatro horas y media. Llega tras “Post Tenebras Lux” (2012), por la cual Reygadas fue tanto abucheado como galardonado en Cannes con el premio a la mejor dirección.

Hay películas en las que los directores actúan (“Psycho”, “Manhattan”) y otras donde matrimonios de la vida real actúan como pareja (“Eyes Wide Shut”, “Who’s Afraid of Virginia Woolf?”). Este el caso de “Nuestro tiempo”, un filme protagonizado por Reygadas junto a su esposa, Natalia López, y sus hijos en el papel de sus hijos.

La idea de actuar se la planteó el director a su esposa tras verla interactuar con los cerca de 300 actores que hicieron casting para el protagónico masculino. López dijo que sí a su primer papel en cine sin dudar.

“Sentí que participar en la película desde otro punto de vista era una oportunidad única”, dijo en una entrevista reciente tras una función de prensa del filme.

Reygadas asumió el papel de un ranchero exitoso que también es un poeta reconocido, pues tuvo dificultades para encontrar un actor que proyectara la dualidad campirana y artística del personaje.

“Carlos es un hombre de campo, ... ahí es donde ha querido vivir siempre. Le gusta sembrar, le gusta tener animales, le gusta construir. Cuando no está haciendo películas hace eso. Tiene perros y le encanta estar en contacto con la tierra”, dijo López. “Nunca quiso sublimar la ficción o acentuar la ficción poniendo estos elementos reales”.

Reygadas, cuyas cintas también incluyen la multipremiada “Luz silenciosa” (2007), dijo que la experiencia de dirigir y actuar al mismo tiempo no le fue difícil.

“Perdí mucho tiempo de descanso, pero fuera de eso me sentí muy bien”, expresó.

La pareja no solo se adentró en la trama. También usó parte de sus muebles para construir la bella hacienda ganadera donde viven Juan (Reygadas) y Esther (López).

Pronto el público se olvida de estas peculiaridades ante el drama provocado por la llegada de Phil (Phil Burgers), un entrenador de caballos estadounidense con el que Esther tiene una aventura, y Juan lo sabe. De hecho quiere saberlo todo y trata de mostrar solidez emocional, aunque por dentro esté destrozado.

“Es una pareja que se está cuestionando qué es el amor, hasta dónde llega el amor y si realmente se aman y por qué se aman”, dijo López. “Yo creo que por lo que sufre Juan, y por lo que la pareja se descalabra, es porque ella le oculta sus sentimientos”.

En la cinta filmada en el estado de Tlaxcala, Reygadas retrata con amor el campo mexicano, que a través de su mirada luce majestuoso en sus texturas e imágenes de magueyes, lluvia y neblina.

“Yo prefiero presentar las cosas como la naturaleza, que se presenta, no dirige, no entretiene, solo se presenta”, dijo Reygadas. “No soy un director que te quiera decir qué tienes que pensar en cada momento y sentir en tal momento”.

“Tiene una belleza muy nostálgica ese estado. Es un estado frío, muy pobre y muy olvidado, pero es la tierra de volcanes de la que tanto hablaban los pintores y los escritores”, dijo López. “La naturaleza de alguna manera está muy presente con su inteligencia, con su violencia, con su hermosura. Está observando un poco la catástrofe humana”.

La película incluye música de Genesis, King Crimson, El Muertho de Tijuana y una vibrante escena en un concierto de timbal. Todo suma a la turbulencia emocional por la que pasan Juan y Esther. La mayor parte del tiempo es él quien habla, quien parece dominar la relación, pero cuando ella le envía una carta queda claro que es una mujer fuerte.

“Sabe lo que quiere, está pensando en todo lo que hace, que de alguna manera ha tomado decisiones para llegar ahí”, dijo López. “Y creo que el hombre es el personaje más frágil de la película y es un poco al revés, ... es alguien con el que nadie se quiere identificar en esta película, es un personaje que realmente baja al fango, muestra todas sus debilidades”.

AP RADIO
Update hourly