SANTA ROSA, California, EE.UU. (AP) — Tomará meses, y probablemente años, para que el norte de California se recupere de los devastadores incendios que arrasaron la región a principios de mes, matando a 42 personas y destruyendo al menos 8.900 estructuras, indicaron funcionarios del condado Sonoma el sábado.

“No controlamos estas cosas, y eso le hace darse cuenta de lo pequeño que se es en el mundo cuando ocurre algo como esto”, subrayó el jefe de la policía del condado Sonoma, Rob Giordano, ante cientos de personas congregadas en un centro universitario en Santa Rosa, una de las ciudades más afectadas, para un homenaje a los fallecidos. “Creo que no entendemos el nivel de cómo esto va a impactar nuestras vidas, y la comunidad será distinta”.

Los incendios más letales en la historia de California comenzaron el 8 de octubre y obligaron a desalojar a 100.000 personas de sus casas.

Antes que una campana diera 42 repiques en honor de las víctimas, Giodano y otros funcionarios elogiaron los actos ordinarios y extraordinarios de heroísmo de los primeros en responder al incidente, y de miembros de la comunidad, mientras los bomberos combatieron las llamas durante más de una semana. Algunos de los bomberos trabajaron durante días en la primera línea, rehusándose a tomar descanso, mientras que operadores de la jefatura de policía continuaron tomando llamadas a pesar que el fuego se acercaba al lugar.

“La noche del 8 de octubre todos fuimos puestos a prueba”, declaró el jefe de bomberos de Santa Rosa, Tony Gossner.

La líder de la minoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, y cinco miembros del Congreso asistieron al acto, visitaron las zonas devoradas por las llamas y escucharon a funcionarios federales, estatales y locales que describieron qué podría hacer el Congreso para ayudar a la recuperación de la región.

En un informe en Santa Rosa, las autoridades les pidieron que agilizaran el papeleo para facilitar la instalación de viviendas temporales y garantizar que la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) cuente con los recursos necesarios para la limpieza de material peligroso antes que se filtre a los suministros de agua.

Hasta el momento, la EPA ha evaluado 740 propiedades, mientras que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias ha otorgado seis millones de dólares en asistencia para arrendamientos de los californianos desplazados, informaron las autoridades. Funcionarios estiman que la limpieza de escombros y materiales peligrosos se prolongará, al menos, hasta inicios de 2018. Se estima que las pérdidas superen los 1.000 millones de dólares.

Pelosi y el representante federal Mike Thompson, por Santa Rosa, señalaron que deben hacer que sus colegas en Washington entiendan la naturaleza sin precedentes de los incendios, los más letales en la historia de California.