NUEVA YORK (AP) — Una mujer acaudalada es considerada "confabuladora" en un sensacionalista caso de tráfico sexual en Estados Unidos donde el fundador de un supuesto grupo de autoayuda está acusado de marcar con hierro a mujeres que formaban parte de una sociedad secreta, dijo el martes un fiscal federal.

Un juez federal en Nueva York le negó el martes la fianza al fundador del grupo, Keith Raniere, quien es enjuiciado por contrabando sexual, luego que surgieran cuestionamientos sobre una mujer adinerada que financió su empresa.

Los abogados de Raniere pedían que su cliente saliera libre con una fianza de 10 millones de dólares, pero el juez avaló el argumento de la fiscalía de que el sospechoso podría darse a la fuga con la ayuda de benefactores como Clare Bronfman, heredera de la fortuna de la empresa de licores Seagram's.

Durante sus alegatos, la asistente de fiscal federal Moira Penza no mencionó específicamente a Bronfman, pero calificó a una persona que concordaba con su descripción como alguien que “actuó como confabuladora del acusado durante muchos años”.

Los fiscales han dicho que la investigación sigue activa y que más gente podría ser acusada junto con Raniere y la actriz Allison Mack. En documentos de la corte, han detallado cómo Bronfman dio decenas de millones de dólares para apoyar a Raniere y su agrupación NXIVM (pronunciado Nexium), incluyendo viajes aéreos privados por 65.000 dólares cada uno.

La heredera también “pagó a numerosos abogados para presentar demandas contra los críticos de NXIVM", dicen los documentos judiciales. "Bronfman también posee una isla privada en Fiyi, que el acusado visitó, y tanto Bronfman como el acusado tienen contactos en todo el mundo".

Bronfman ha negado tener conocimiento sobre las acusaciones contra Raniere. No hubo respuesta inmediata el martes a un mensaje dejado con uno de sus abogados.

Los fiscales federales acusan a Raniere de formar una sociedad secreta bárbara dentro de NXIVM, un grupo que a lo largo de los años atrajo a celebridades menores y gente adinerada. Los fiscales alegan que las víctimas eran marcadas con las iniciales de Raniere durante las ceremonias de iniciación que las convertían también en esclavas sexuales del líder.

En los documentos judiciales, los abogados de la defensa afirman que las presuntas víctimas nunca fueron maltratadas. Las mujeres eran "adultas independientes, inteligentes y curiosas" en "busca de felicidad, satisfacción y significado", dicen los periódicos.

Raniere, de 57 años, está tras las rejas desde que fue capturado en México, donde se alojaba en una villa con Mack y otras mujeres, y fue traído a Estados Unidos en marzo.

La actriz interpretó a una amiga adolescente de Superman en la serie "Smallville" de la cadena CW. Ella se declaró inocente y salió libre tras pagar una fianza de 5 millones de dólares. Raniere niega haber creado una sociedad secreta dentro de NXIVM que marcaba con hierro a sus víctimas.