SAN LUIS (AP) — Gary Woodland no decepcionó tras su magnífico arranque y con otra buena ronda el viernes estampó su nombre en los libros de historia del Campeonato de la PGA.

Woodland no tenía otra alternativa que jugar con brillantez para mantenerse por delante de Kevin Kisner y otros.

En un día de anotaciones superlativas, Woodland firmó una tarjeta de 66 golpes, cuatro bajo el par de campo, con lo que estableció el récord del torneo con una anotación de 130 tras 36 hoyos. Pero eso solo le sirvió para sacar una exigua ventaja de un golpe sobre Kisner, quien tuvo el récord al alcance hasta que hizo bogey en su último hoyo para un 64.

Y cuando la lluvia se abatió sobre el campo Bellerive y obligó a posponer el resto de la actividad vespertina, Woodland ni siquiera sabe si tiene la delantera en definitiva.

“La clave fue colocar la pelota en el fairway y atacar desde ahí”, comentó Woodland.

Un poco antes, el dos veces campeón del Abierto de Estados Unidos Brooks Koepka falló por poco un putt para birdie desde unos 20 metros en el noveno hoyo. Debió conformarse con ser el 15to jugador en la historia del torneo en conseguir una ronda de 63 golpes.

Acto seguido, Charl Schwartzel elevó el grupo a 16 jugadores con una ronda de 63 tras embocar ocho birdies.

Dustin Johnson, el número uno del golf mundial, firmó un 66 y alcanzó a Schwartzel y Thomas Pieters (66) con un global de 133.

Jordan Spieth se mantiene a flote en su segundo intento por completar el Grand Slam. Spieth no logró ponerse bajo par en el torneo hasta el séptimo hoyo el viernes y logró finalizar con un 66 que le dejó a siete golpes de Woodland.

Tiger Woods salió a jugar por la tarde, pero se vio frenado por las tormentas en la zona del torneo. La actividad fue interrumpida poco después que Woods diera su segundo golpe en el octavo hoyo, de par 5.

Woods se encontraba tres golpes bajo par en el torneo, a siete del líder.

Ninguno de los golfistas que participaron en la sesión vespertina alcanzó a recorrer más de 12 hoyos. La segunda ronda se reanudará a las 7 de la mañana hora local. La tercera dará inicio 30 minutos después de que concluya la segunda, y los participantes se dividirán en grupos de tres para realizar el recorrido.

El latinoamericano mejor ubicado es el argentino Emiliano Grillo, con una segunda ronda de 67 golpes, que lo dejó en 136, cuatro debajo del par y a seis de Woodland.