MADRID (AP) — Una semana después de anotar en los descuentos para asegurar la victoria en la jornada inaugural de la liga española, el Athletic de Bilbao concedió el lunes un gol tardío y desperdició la oportunidad de conseguir un segundo triunfo en fila.

Athletic tomó una delantera de dos goles hacia la media hora final del partido en el estadio de San Mamés, pero permitió anotaciones a los 71 y 87 minutos contra el recién ascendido Huesca, que rescató el empate 2-2.

El conjunto vasco desperdició así la oportunidad de unirse al Barcelona y Real Madrid como los únicos equipos con puntaje perfecto luego de dos jornadas en La Liga.

Athletic había vencido 2-1 al Leganés, gracias a un gol de Íker Muniaín a los tres minutos del tiempo añadido, en su primer encuentro.

Huesca tenía también la oportunidad de iniciar con dos victorias seguidas tras un sorpresivo triunfo por 2-1 en Eibar. Pese a no conseguirlo, el empate de último minuto como visitante fue otro resultado impresionante para el pequeño club del noreste de España que juega en la Primera División por primera vez.

Más temprano, Levante — que inició con una sorprendente victoria de 3-0 en casa del Real Betis — desperdició su propia oportunidad de un arranque perfecto al perder en casa 2-1 con Celta de Vigo.

Pione Sisto abrió el marcador para los visitantes con un disparo angulado impresionante apenas a los 10 minutos del duelo en Valencia. Maxi Gómez acrecentó la ventaja antes del descanso, antes que José Luis Morales acercara al Levante al convertir un penal a los 78 minutos.

Celta había empezado con un empate como local 1-1 ante el Espanyol.