AP NEWS
Related topics

Resquicio legal en EEUU impide juzgar a menores por terror

May 7, 2019
ARCHIVO - Foto de archivo, 10 de octubre de 2017, de la Corte Suprema, Washington. La capacidad del Departamento de Justicia de acusar a menores de apoyar grupos terroristas enfrenta el obstáculo de un fallo de la Corte Suprema en 2018 que obligó a remitir un caso a las autoridades de un estado que carece de leyes antiterroristas. (AP Foto/J. Scott Applewhite, File)

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia de Estados Unidos está impedido de acusar a menores de edad de apoyar a grupos terroristas debido a un fallo de la Corte Suprema de 2018, que obliga a los fiscales a remitir al menos un caso de este tipo a las autoridades locales de un estado que carece de leyes antiterroristas.

La decisión de la corte en un caso no relacionado con el terrorismo abrió un resquicio legal que podría permitir a los jóvenes partidarios de grupos como el Estado Islámico evadir ser presentados de cargos por el gobierno federal.

Esta brecha legal se destacó en el caso de Matin Azizi-Yarand, condenado por una corte estatal de Texas el mes pasado por planear _bajo inspiración del Estado Islámico_ una matanza de policías y civiles en un centro comercial suburbano en coincidencia con la festividad musulmana del Ramadán.

En la mayoría de los casos como éste, los fiscales federales habrían presentado cargos de terrorismo, pero no lo hicieron porque Azizi-Yarand tenía 17 años y era menor de edad para la ley federal.

La ley federal permite a los fiscales acusar a cualquiera que apoye a, o colabore con, un grupo designado como terrorista por el Departamento de Estado, aunque no haya tenido contacto con el grupo, pero para acusar a un menor de edad por haber dado apoyo material a una organización terrorista extranjera, el secretario de Justicia tendría que determinar que el sospechoso cometió lo que la ley federal llama un “delito de violencia”.

La Corte Suprema derogó una parte de esa ley el año pasado por considerar que era demasiado vaga para aplicarla en el caso de un filipino condenado por robo que enfrentaba la deportación. La corte falló que la ley violaba la constitución porque no definía cabalmente qué constituía un delito violento.

“Las leyes vagas invitan al poder arbitrario”, escribió el juez Neil Gorsuch, quien en este caso se sumó al ala liberal de la corte.

Azizi-Yarand se declaró culpable de los cargos estatales y fue condenado a 20 años de prisión con la posibilidad de libertad condicional después de 10. Los fiscales dijeron que el caso era un ejemplo de colaboración estatal y federal, pero también que la acusación penal más adecuada a los actos de Azizi-Yarand no estaba disponible en el tribunal estatal.

El cargo de apoyar a un grupo terrorista “hubiera sido más adecuado para este delito que las leyes que aplicamos”, dijo en abril el fiscal del condado de Collin, Greg Willis.