EL CAIRO (AP) — El presidente de Egipto ha buscado calmar tensiones con Etiopía y Sudán, al reafirmar que su país no desea entrometerse en sus asuntos internos ni ir a guerra contra ellos.

El presidente Abdel-Fatá el-Sisi dijo en comentarios televisados el lunes, que la opción estratégica de Egipto es no ir a la guerra. “Digo esto en un mensaje claro a nuestros hermanos en Sudán y Etiopía”.

Egipto ha expresado alarma sobre una represa que pronto será terminada en Etiopía por temores de que podría disminuirá su parte del río Nilo, que lo provee de toda su agua fresca.

Mientras tanto, Sudán ha revivido una larga disputa fronteriza con Egipto que, a cambio, acusa a Sudán de tomar partido por Etiopía en la disputa de la represa y conspirar con Catar y Turquía en su contra.