QUITO (AP) — Las autoridades de justicia de Ecuador dispusieron el miércoles que el presidente de la Federación de Fútbol, Carlos Villacís, no puede viajar a Rusia, como parte de unas medidas cautelares en un proceso en que es acusado de desacato de una orden judicial.

El máximo directivo del fútbol ecuatoriano estaba invitado a ese país para asistir al Congreso de la FIFA en Moscú desde el 13 de junio y luego al mundial.

La decisión del juez Francisco Mendoza se produce luego de que a inicios de año Villacís incumplió la orden judicial de realizar nuevamente un concurso para conceder los derechos de televisión del torneo nacional, lo que retrasó el inicio del campeonato.

La demanda está en fase de instrucción fiscal, que dura 90 días, tiempo en el cual Villacís no podrá abandonar este país y además presentarse periódicamente ante el juzgado.

Ecuador no se clasificó a la cita mundial.