AP NEWS
Related topics

Fuera de cámara en los Globos con Roberts, Ali y Theron

January 7, 2019
1 of 11
Mahershala Ali, a la izquierda, ganador del Globo de Oro al mejor actor de reparto por su trabajo en "Green Book", y Amatus Sami-Karim posan en la sala de prensa el domingo 6 de enero del 2019 en Beverly Hills, California. (Foto por Jordan Strauss/Invision/AP)

BEVERLY HILLS, California, EE.UU. (AP) — No solo se trata de quién gana o pierde en los Globos de Oro, sino de qué hacen las estrellas durante las tres horas de ceremonia.

A continuación un vistazo a lo que sucedió fuera de cámara durante la gala del domingo en el Hotel Beverly Hilton.

___

EL MOMENTO DE ALI

Mahershala Ali’s timing was a bit off early in the evening.

El astro de “Green Book” se quedó atascado al fondo del International Ballroom durante el primer corte comercial del espectáculo. Se mantuvo parado esperando el momento de volver a su asiento cuando un guardia de seguridad exhortó a todo el mundo a move along.

″¿Puedo ir a mi asiento?”, preguntó Ali. “No lo sabía”.

Ali y su esposa estuvieron entre los últimos que llegaron al salón tras el inicio del show. Dudaron antes de entrar al llamado pit, donde las más grandes estrellas y nominados están sentados frente al escenario y a la vista de las cámaras.

Al final, el actor ganador de un Oscar estuvo en el lugar apropiado en el momento justo.

Ganó el Globo de Oro al mejor actor de reparto por su papel de un pianista concertista afroestadounidense en la década de 1960. Fue uno de los tres premios que recibió “Green Book” de sus cinco nominaciones.

GALA A PETICIÓN REAL

Cuando Julia Roberts y Emmy Rossum llaman, uno corre a atenderlas.

Las actrices estaban charlando durante un corte en la ceremonia cuando divisaron a Sam Rockwell.

″¡Sam!”, gritaron al unísino. El actor se acercó rápidamente y le extendió primero un ”¿Cómo estás, hombre?” al esposo de Roberts, el director de cinematografía Daniel Moder, quien estaba parado a su lado pacientemente.

Patricia Arquette, sosteniendo su premio a la mejor actriz por su trabajo en la miniserie “Escape at Dannemora”, se unió al círculo y recibió abrazos de felicitaciones de Roberts y Rossum.

EL JUEGO DE LA ESPERA

Charlize Theron fue escoltada a un atestado baño de mujeres al final del salón, colándose en una larga fila y disculpándose en el camino.

La estrella nominada de “Tully” se encontró a Regina King parada junto al lavabo y las actrices se abrazaron.

“Te ves tan bella”, le dijo Theron a King, quien obtuvo el premio a la mejor actriz de reparto por su papel en “If Beale Street Could Talk”.

Theron sacó unas gotas para los ojos de su carterita negra y se reaplicó el lápiz labial antes de ser sacada con premura del baño.

Rosamund Pike no tenía escolta. La estrella nominada de “A Private War” hizo la fila como todos durante un corte comercial.

″¿Se está moviendo rápido?”, preguntó.

Cuando le aseguraron que sí, Pike esperó su turno.

SELFIES Y ADMIRADORES

Melissa McCarthy, su esposo Ben Falcone y Jason Bateman consiguieron el tiempo para formar un trío improvisado de comedia en el área del bar.

McCarthy, estrella de “Can You Ever Forgive Me?”, mostró buena disposición al ser abordada por asistentes que querían tomarse selfies con ella.

No fue la única a la que le pidieron posar miembros de la audiencia deslumbrados. Richard Gere, mientras esperaba al final del salón para regresar a su puesto de un corte comercial, fue abordado por una admiradora impaciente que le dijo que estaba de visita de Alemania.

“Si podemos hacerlo súper rápido”, le dijo él, y la complació.

Daniel Craig fue igualmente amable con otra admiradora pero declinó tomarse una foto.

“Disculpa, me tengo que ir”, dijo.

Sí poso para una selfie con Idris Elba, quien se ha dicho podría ser su sucesor como James Bond. Publicada en internet por Elba, la foto muestra a ambos actores intercambiando miradas sospechosas con la enigmática etiqueta “Awks....”

SOPORTE TÉCNICO

El esposo de Kaley Cuoco sabía cuál era su papel y lo desempeñó a la perfección.

Karl Cook, quien se casó con la actriz de “The Big Bang Theory” el pasado junio, cargó la cola de su vestido blanco y negro mientras se abrían paso entre la multitud para entrar al salón antes del espectáculo.

Era un trabajo crítico: más de una actriz fue se quedó fría en el lugar cuando alguien inadvertidamente le pisó parte de su vestido.

NO HAY SOPA PARA TI

Los Globos de Oro redefinen la comida rápida.

Una cena gourmet le aguardaba a cada invitado, pero no por mucho tiempo. El eficiente personal tenía cerca de una hora para servir tres platillos y retirar los platos, con o sin comida, para que la cena terminara a tiempo.

Las estrellas que se quedaron más tiempo tomándose fotos en la alfombra roja se perdieron una crema fría de batata.

En la mesa de “A Star is Born”, nadie llegó a probar la sopa. La llegada de Lady Gaga cerca de la hora de inicio del espectáculo disminuyó sus probabilidades de probar siquiera el róbalo chileno o el pastel de queso con crema de pistacho.

Las celebridades no fueron dejadas sin bebidas: el vino y el champán fluyeron toda la noche, y hubo refrigerios y cocteles disponibles en el bar.

Para el final de la velada, los platos de fiambres, sándwiches y postres estaban vacíos.

AP RADIO
Update hourly