RIO DE JANEIRO (AP) — Un ex integrante del Comité Olímpico Brasileño mostró a The Associated Press cartas que envió al COI hace ocho años, en las que se pronuncia contra la designación de Río de Janeiro como sede de los Juegos de 2016 y advierte sobre el papel de Carlos Nuzman al frente de la organización de la justa.

Nuzman, un miembro del COI que presidió el comité organizador de Río 2016, fue detenido la semana pasada por la policía para ser interrogado por su presunto rol en un complot de compra de votos por 2 millones de dólares a fin de llevar los Juegos Olímpicos a Brasil.

No hay cargos formales contra Nuzman, y su abogado niega que se haya involucrado en actos indebidos.

Las acusaciones de corrupción surgen mientras el COI se reunió el miércoles en Lima, donde otorgó oficialmente los Juegos Olímpicos de 2024 a París, y los de 2028 a Los Ángeles.

Alberto Murray Neto, un abogado de Sao Paulo, laboró con Nuzman por 12 años en el Comité Olímpico Brasileño pero nunca formó parte del COI. Alertó al entonces presidente del COI, Jacques Rogge, sobre pesquisas a las prácticas financieras de Nuzman en el comité brasileño, y sobre cambios en el reglamento que le permitieron mantener la presidencia.

Murray Neto ha criticado duramente a Nuzman y tiene viejas raíces en el movimiento olímpico. Su abuelo Sylvio de Magalhaes Padilha, fue vicepresidente del organismo y miembro brasileño de éste durante casi 40 años.

“Crecí adorando los Juegos Olímpicos”, dijo Murray Neto, quien afirmó que ha asistido a cada edición desde Múnich 1972. Ha formado también parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

“Me he opuesto a él (Nuzman) porque quiso traer los Juegos Olímpicos a Brasil y por la forma en que ha manejado el dinero en los grandes eventos”, explicó Murray Neto. “Para mí, gastar dinero en estos grandes eventos era algo improcedente, cuando había tantos problemas, como los de salud pública y delincuencia”.

Murray Neto reconoció que sus quejas sobre Nuzman ofrecen sólo evidencias circunstanciales que podrían cobrar credibilidad ahora que el dirigente de 75 años enfrenta posibles problemas legales.

Antes de 2009, cuando el COI eligió a Río como sede olímpica, Murray Neto le escribió a Rogge. En las misivas, incluyó documentos gubernamentales, reportes de diarios y gráficas en las que mostraba por qué los Juegos no debían realizarse en Río de janeiro. Advertía que los organizadores de los Juegos jamás cumplirían sus promesas.

Christophe de Kepper, jefe de la oficina de Rogge, confirmó a Murray Neto que su jefe había recibido la correspondencia. Le envió también una copia a Nuzman.

“Hemos tomado la debida nota de sus preocupaciones”, escribió De Kepper en una misiva que Murray Neto mostró a la AP.

Esa fue la única respuesta, de acuerdo con Murray Neto.

“La correspondencia que mencionan se refiere a asuntos internos en Brasil”, informó el COI, en un comunicado que envió a la AP. “En su momento, se dieron respuestas, encaminadas a los procedimientos apropiados sobre asuntos que recaían bajo la jurisdicción del COI”.

“Por separado, nos gustaría aclarar que el COI no tiene la capacidad de realizar investigaciones penales. Por lo tanto, si alguien trae a nuestra atención supuestas actividades delictivas, debe recibir el consejo de comunicarse con las autoridades pertinentes”.