AP NEWS
Related topics

Poderes presidenciales: ¿Podría Trump perdonarse a sí mismo?

June 5, 2018

Donald Trump levanta su puño al salir del avión presidencial a su arribo a Houston el 31 de mayo del 2018. Es cierto que el presidente tiene un poder "absoluto" para perdonar personas, pero perdería esa atribución si es impugnado. (AP Photo/Evan Vucci)

WASHINGTON (AP) — Donald Trump dijo alguna vez en tono de broma que “podría pararme en el medio de la Quinta Avenida y pegarle un tiro a alguien” sin que eso le reste apoyo entre su base. La idea era resaltar la fidelidad de sus partidarios.

Ahora el presidente afirma que no corre peligro de terminar en la cárcel porque tiene “el derecho absoluto a perdonarme a mí mismo”. Esta vez no lo dice en broma.

Pero los perdones presidenciales tienen un límite: No se aplican si un presidente es impugnado.

Vistazo a los perdones presidenciales:

¿ENTONCES, QUE ATRIBUCIONES TIENE UN PRESIDENTE EXACTAMENTE?

Según la constitución, el presidente puede conceder “indultos y perdones” para los delitos federales (no los estatales), básicamente anulando una condena. Ese poder es “absoluto”, según Trump, lo que implica que los perdones no pueden ser reconsiderados por el Congreso o los tribunales.

Casi todos los presidentes apelaron a los perdones presidenciales, pero se enfocaron mayormente en casos en los que consideraron se cometieron grandes injusticias o cuando buscaban sanar heridas partidistas.

El presidente Andrew Johnson, por ejemplo, perdonó a los soldados del Ejército Confederado para tratar de unificar el país después de la Guerra Civil. Y Gerald Ford perdonó en 1974 a su predecesor Richard Nixon “de todos los delitos cometidos, que pueda haber cometido o en los que pueda haber participado” durante su presidencia, aduciendo que el país estaba demasiado “polarizado” y era necesario dar vuelta la página tras el escándalo de Watergate.

___

¿HAY EXCEPCIONES?

Hay una excepción notable que Trump no menciona: los juicios políticos con miras a una eventual destitución del mandatario.

Solo dos presidentes fueron impugnados en juicios políticos en la Cámara de Representantes, y ambos fueron exonerados por el Senado: Johnson en 1868, tras enfrentarse con el Congreso en torno a la reconstrucción del sur, y Bill Clinton en 1998 por mentir bajo juramento y obstruir la justicia durante la investigación de una relación sexual que tuvo con Mónica Lewinsky.

(Nixon evitó ser impugnado al renunciar antes de que hubiese una votación en la cámara baja).

En otras palabras, Trump puede perdonar mientras no sea impugnado. Y tomando en cuenta que las impugnaciones son procesos políticos, parece poco probable que Trump sea destituido mientras los republicanos controlen las dos cámaras legislativas.

___

¿EL PERDÓN PUEDE SER USADO COMO UN ARMA POLÍTICA?

Una persona no tiene que haber sido condenada para que se le conceda un perdón presidencial. Eso fue lo que sucedió con el escándalo Irán-Contras y la venta secreta de armas por parte del gobierno de Ronald Reagan.

Cuando los fiscales estaban listos para presentar prueba de un encubrimiento a alto nivel, el presidente George H.W. Bush padre intervino y bloqueó el procesamiento de varias de las principales figuras involucradas usando los perdones. La medida enfureció el fiscal principal, Lawrence Walsh, y una investigación que costó 47 millones de dólares concluyó con una sola persona enviada a la cárcel.

Bush se justificó diciendo que “la investigación fue una disputa política entre las ramas ejecutiva y legislativa sobre política exterior. Tenemos que tener cuidado y no considerar un delito disputas constitucionales como esta”.

Del mismo modo, Trump podría perdonar a toda persona bajo sospecha en la investigación de la relación de allegados suyos con Rusia que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller. Ya han sido imputadas 19 personas, incluidas un ex director de la campaña presidencial de Trump y un ex asesor de seguridad nacional.

Esos perdones, no obstante, podrían dar lugar a impugnaciones en el Congreso sobre la base de que Trump trataba de obstruir la justicia. De nuevo, el desenlace lo favorecería seguramente en tanto y cuanto los republicanos sigan controlando el Congreso.

___

¿UN PRESIDENTE PUEDE PERDONARSE A SÍ MISMO?

Trump ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de perdonar a personas que considera han sido víctimas de actitudes partidistas, como Joe Arpaio, el ex sheriff de Arizona que tuvo problemas con un juez en torno a su comportamiento hacia los inmigrantes.

Pero, ¿podría Trump perdonarse a sí mismo? En realidad, este tema nunca llegó a los tribunales.

Y el abogado de Trump Rudy Giuliani afirma que eso no va a suceder.

“Personarse a sí mismo sería impensable y probablemente daría lugar a una impugnación inmediata”, declaró Giuliani al programa “Meet the Press” de NBC.

Según el portal HuffPost, Giuliani dijo que Trump estaba totalmente blindado y jamás podría ser procesado siendo presidente. Aunque ofreció la siguiente hipótesis:

“Si le pegase un tiro a James Comey, sería impugnado al día siguiente”, señaló, aludiendo al ex director del FBI que encabezaba la investigación de Rusia y que él despidió. “Impúgnenlo y entonces pueden hacer lo que quieran con él”.

AP RADIO
Update hourly