AP NEWS
Related topics

Arabia Saudí dice que no quiere guerra, pero se defenderá

May 19, 2019
En esta imagen del viernes 17 de mayo de 2019 proporcionada por la Marina de Estados Unidos, el USS Lincoln navega en aguas del Mar Arábigo cerca del buque anfibio de asalto USS Kearsarge. (Especialista de primera clase en comunicación de masas Brian M. Wilbur, Marina de EEUU via AP)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Arabia Saudí no quiere entrar en guerra, pero no dudará en defenderse de Irán, según dijo el domingo un importante diplomático saudí en medio de crecientes tensiones en el Golfo Pérsico tras ataques al sector energético del reino.

Las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Adel al-Jubeir, se produjeron una semana después de que cuatro petroleros _dos de ellos saudíes_ sufrieran sabotajes cerca de la costa de Emiratos Árabes Unidos, y días después de que rebeldes yemeníes aliados con Irán reivindicaran un ataque de dron contra un oleoducto saudí.

“El reino de Arabia Saudí no quiere guerra en la región y no aspira a ello (...) pero al mismo tiempo, si el otro bando escoge la guerra, el reino lo combatirá con toda la fuerza y determinación y se defenderá a sí mismo, sus ciudadanos y sus intereses”, dijo Al-Jubeir a la prensa.

Un importante comandante iraní hizo comentarios similares sobre que su país no busca una guerra, en declaraciones citadas por medios iraníes el domingo.

El temor a un conflicto armado ya era alto después de que la Casa Blanca enviara bombarderos y buques militares a la región este mes para contrarrestar una supuesta amenaza no especificada por parte de Irán. Estados Unidos también ha ordenado retirar a todo el personal no imprescindible de sus delegaciones diplomáticas en Irak.

Pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece haber suavizado el tono en los últimos días, indicando que espera que Teherán busque negociar con su gobierno. Cuando se le preguntó el jueves si Estados Unidos podría estar camino de una guerra con Irán, el presidente respondió “Espero que no”.

Las tensiones actuales se desencadenaron cuando Trump decidió el año pasado retirar a su país del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y varias potencias internacionales e imponer amplias sanciones que afectan por ejemplo a exportaciones iraníes de crudo cruciales para su economía.

Irán ha dicho que reanudará el enriquecimiento de uranio de alta concentración si no se renegocia el acuerdo nuclear para el 7 de julio. Eso podría acercar a Teherán al desarrollo de armas nucleares, algo que el país afirma que nunca ha pretendido.

El general Hossein Salami, líder de la Guardia Revolucionaria iraní, dijo que Irán no quiere una guerra, pero Estados Unidos fracasará en un futuro cercano “porque están frustrados y sin esperanza” y buscan una forma de salir de la escalada actual. Sus declaraciones, a otros comandantes de la Guardia, fueron recogidas por la agencia de noticias semioficial Fars.

Entretanto la Marina de Guerra de Estados Unidos dijo el domingo que ha realizado ejercicios de entrenamiento en el Mar Arábigo y ha enviado un portaviones de ataque conjunto al Golfo Pérsico para contrarrestar una presunta amenaza no especificada de Irán.

La Marina dijo que los ejercicios y el entrenamiento se realizaron con el portaviones USS Abraham Lincoln de ataque conjunto en coordinación con el Cuerpo de Infantería de Marina, resaltando “lo ágil y mortífero que (Estados Unidos) es al responder a amenazas”, así como para evitar conflictos y resguardar los intereses estratégicos estadounidenses.

También participaron en los ejercicios el Grupo Anfibio Kearsarge y la 22nda Unidad Expedicionaria de los Marines, ambos desplegados al área de operaciones de la Quinta Flota estadounidense en el Golfo Pérsico.

La Marina dijo que los ejercicios, realizados el viernes y sábado, incluyeron entrenamientos aéreos, direcciones en formación y maniobras.

All contents © copyright 2019 The Associated Press.All rights reserved.