NUEVA YORK (AP) — El Sindicato de Jugadores de la NFL ha recurrido a una corte federal de apelaciones en busca de que Ezekiel Elliott, corredor de los Cowboys de Dallas, pueda jugar el domingo en casa frente a Kansas City, pese a que se le ha impuesto una suspensión de seis partidos por acusaciones de violencia doméstica.

Los abogados sindicales consideran que la suspensión de Elliott debe al menos posponerse hasta que la Corte del Segundo Circuito Federal de Apelaciones analice el caso. El departamento jurídico de la liga no emitió de inmediato comentarios al respecto.

En primer lugar, el Sindicato pidió que la jueza federal de distrito Katherine Polk Failla suspendiera el fallo que emitió el lunes, en el que restituyó el castigo durante la apelación. Sin embargo, Failla rechazó el martes la petición, de modo que el expediente se transfirió a la corte de apelaciones.

Elliott, de 22 años, fue suspendido en agosto, después de que la NFL investigó varios supuestos altercados físicos que el jugador sostuvo en 2016 con una joven que entonces era su novia.

El Sindicato señaló a Failla que cometió un error al determinar que las afirmaciones de la NFL estaban respaldadas por la ley federal del trabajo, porque la liga siguió los lineamientos del contrato colectivo para restituir el castigo.

Los abogados del Sindicato indicaron que ningún otro juez en la historia había “concluido que los deportistas profesionales, con carreras breves, no enfrentan un daño irreparable” cuando se les imponen castigos antes de que se agoten todas sus alternativas de apelación.

La jueza había concluido que algunos de los argumentos acerca de que Elliott sufriría un daño irreparable durante la suspensión resultaban “demasiado especulativos”, ante todas las variables involucradas, incluido el desempeño general del ataque de los Cowboys, las actuaciones de las defensivas rivales y el estado de salud que pudiera conservar el jugador.

Asimismo, el Sindicato consideró que Failla sacó conclusiones legales erróneas, las cuales ameritan una revisión por parte de un panel de tres jueces, particularmente después de un “arbitraje fundamentalmente injusto”.

De mantenerse el fallo de la jueza, Elliott no podría volver sino hasta los últimos tres partidos del equipo en la campaña regular, a partir del 17 de diciembre en Oakland. Los Cowboys (4-3), campeones defensores del Este de la Conferencia Nacional, están en el segundo puesto de esa división.

___

Dixon informó desde Dallas.