ROMA (AP) — Al joven argentino Paulo Dybala del Palermo no se le sube el humo a la cabeza por los elogios tras el buen campeonato que está disputando y el gol que le hizo al Milan en el triunfo de 2-0 en la fecha anterior.

Le agradó que el presidente de su club, Maurizio Zamparini, lo comparara con el también argentino y ex jugador del Palermo, Javier Pastore, que juega ahora en el París Saint Germain.

Pero precisó: "Feliz que me haya comparado con el 'Flaco', que es un gran jugador, pero debo mejorar mucho más para llegar a su nivel", expresó en una entrevista publicada el miércoles por la Gazzetta dello Sport.

El jugador de 21 años fue adquirido por 12 millones de euros (15 millones de dólares) en el 2012 al Instituto Atlético Central Córdoba, que milita en la Primera B Nacional. Ahora Zamparini fijó el precio de su centro delantero en 42 millones de euros (52 millones de dólares).

Dybala le restó importancia: "Agradezco al presidente, pero no quiero hablar de dinero. Desde que llegué a Italia no se habla de otra cosa".

En lo que sí estuvo acuerdo con el president es en que por dos años no se moverá "porque en Palermo tengo el afecto de toda la ciudad". Dijo que estos dos años en Italia le han permitido mejorar mentalmente "y ahora debo ser más efectivo frente al arco".

El jugador argentino ha marcado once goles con el Palermo: tres en el primer campeonato en la A, cinco en la temporada pasada en la B, que volvió de inmediato a la primera división, y tres en los primeros diez partidos de esta campaña.