AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Selección de wáter polo de EEUU, unida por tragedia en Corea

August 4, 2019
ARCHIVO - En esta foto del 22 de mayo de 2016, la estadounidense Kaleigh Gilchrist avanza con el balón durante un encuentro amistoso de water polo ante Australia en Los Ángeles. Gilchrist figuró en el grupo de deportistas que resultaron lesionados por el derrumbe del balcón en un club noturno de Gwangju, Corea del Sur, el 27 de julio de 2019 (AP Foto/Mark J. Terrill, archivo)
ARCHIVO - En esta foto del 22 de mayo de 2016, la estadounidense Kaleigh Gilchrist avanza con el balón durante un encuentro amistoso de water polo ante Australia en Los Ángeles. Gilchrist figuró en el grupo de deportistas que resultaron lesionados por el derrumbe del balcón en un club noturno de Gwangju, Corea del Sur, el 27 de julio de 2019 (AP Foto/Mark J. Terrill, archivo)

LIMA (AP) — Los integrantes de la selección de wáter polo de Estados Unidos coinciden en que un derrumbe fatal en un club nocturno en Corea del Sur, que dejó lesionados a algunos, los unió como grupo y les dio una nueva perspectiva para aprovechar al máximo sus vidas.

Los seleccionados y otros competidores en el Mundial de Natación festejaban un tercer título consecutivo para el equipo de mujeres, algo sin precedente, cuando se vino abajo el balcón en un club nocturno, cerca de la villa de los deportistas.

El accidente del 27 de julio en la ciudad de Gwangju dejó dos muertos y al menos 10 heridos.

“Fue una tragedia, terrible, lo que ocurrió en Corea del Sur. Mis reflexiones y oraciones están con las familias” de las víctimas, dijo Johnny Hooper, atacante de 22 años de la selección estadounidense, quien sufrió cortadas que requirieron sutura.

Hooper habló el sábado en la capital peruana, de cara al debut del equipo en los Juegos Panamericanos.

“Fue realmente difícil, pero venimos unidos como equipo y nos apoyamos”, manifestó. “La vida puede ser muy inesperada. Las cosas pueden ocurrir de pronto en cualquier lugar... así que uno tiene realmente que mirar la vida con una nueva perspectiva y, en cierto modo, vivir cada momento al máximo”.

Hooper se sentó junto a su compañero Benjamin Hallock frente a la villa de los deportistas panamericanos. Se conocen desde que tenían 10 años. Asistieron juntos a la escuela en California y tuvieron al mismo entrenador. Tienen una relación muy cercana, casi de hermanos, dijeron.

“En las circunstancias desafortunadas, la gente se une más, y ha sido un alivio ver que Johnny y Kaleig y Paige están a salvo por suerte después del incidente”, dijo Hallock.

La atacante Keleigh Gilcrist sufrió una profunda laceración en la pierna izquierda y debió someterse a una cirugía en un hospital surcoreano. Paige Hauschild requirió puntos de sutura, por cortadas en el brazo derecho.

Pero algunas cicatrices de lo ocurrido tardarán incluso más en sanar. El entrenador Adam Krikorian anunció el sábado que Hauschild, quien todavía se recupera, será reemplazada por Stephania Haralabidis.

“Evidentemente estoy decepcionada, pues esperaba participar en mis primeros Juegos Panamericanos”, dijo Hauschild, de 19 años. “Pese a ello, lo mejor es seguir las órdenes de los médicos y permitir que esta herida sane adecuadamente. ¡Me emociona estar todavía aquí en Perú para alentar a mis compañeras, y sé que Steph va a realizar un trabajo asombroso!”.

La selección estadounidense de hombres enfrentará a Cuba y la femenina a Puerto Rico este domingo, en sus primeros partidos durante estos Juegos Panamericanos. Su meta es ganar el oro el certamen y clasificarse a los Juegos Olímpicos del año próximo.

“Tokio, ése es el sueño”, dijo Rachel Fattal, de 25 años. “Ir a los Olímpicos es probablemente el sueño de todas nosotras desde que éramos jóvenes, y ésta es una experiencia asombrosa, que ojalá podamos lograr juntas”.

Cientos de personas estaban en el club nocturno cuando el balcón se derrumbó, lo que desató una situación caótica.

“Yo tenía miedo como si estuviera en el infierno”, dijo el entrenador Krikorian, al recordar el momento en que escuchó la noticia. “Es una sensación similar a la que tienen los padres respecto de sus hijos. Como entrenador, uno siente que todo es su responsabilidad”.

Krikorian se dijo orgulloso de “lo profesionales, empáticos y unidos” que se mostraron los dos equipos en un momento de crisis

“Veníamos de un campeonato mundial y estoy más orgulloso de la forma en que manejamos esta situación que de ganar nuestro tercer título”, recalcó.

La selección estadounidense es favorita para ganar su tercer oro consecutivo el año próximo en los Juegos Olímpicos.

“Tenemos por delante un gran año con Tokio”, indicó Krikorian. “Éste es un grupo que durante los últimos cuatro años ha estado en una racha que, yo diría, equivale a la de cualquiera de los grandes equipos en la historia del deporte, ganando tres campeonatos mundiales, quizá cinco semifinales de la superliga, dos oros olímpicos. Y estamos ansiosos por un tercero”.

___

Más de la cobertura deportiva de AP en https://apnews.com/tag/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.