TEHERÁN, Irán (AP) — Irán condenó a ocho personas a la pena capital por ataques reivindicados por el grupo extremista Estado Islámico el año pasado.

Los sospechosos fueron hallados culpables de ayudar a los cinco insurgentes que atacaron el parlamento y el santuario del líder revolucionario de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, dijo Mousa Ghazanfarabadi, presidente de la Corte Revolucionaria de Teherán.

Los ataques, ocurridos el pasado junio, causaron 18 fallecidos y más de 50 heridos. Las fuerzas de seguridad abatieron a todos los atacantes.

Otras 18 personas serán juzgadas por los atentados, agregó Ghazanfarabadi. Los condenados tienen 20 días para apelar. El juicio comenzó el mes pasado.