MOSCÚ (AP) — Las autoridades en la región rusa de Siberia investigaban el viernes la muerte de 141 focas, cuyos cuerpos aparecieron en la orilla del lago más profundo del mundo.

Las focas muertas han ido apareciendo en la orilla del lago Baikal desde el fin de semana pasado, indicó el gobierno de la región de Irkutsk. Las autoridades descartaron una enfermedad como la causa probable y señalaron que las muestras de laboratorio no habían revelado qué mató a los animales.

Se estima que hay unas 130.000 focas de Baikal o nerpas.

El lago, situado cerca de la frontera con Mongolia, 4.185 kilómetros (2.600 millas) al este de Moscú, contiene el 20% del agua dulce del mundo y es el hogar de 1.500 especies de plantas y animales que no existen en ningún otro lugar del mundo.