CARACAS (AP) — El presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles que buscará la reelección en los comicios de este año en Venezuela.

"Asumo la candidatura presidencial para el período 2019-2025", dijo durante un encuentro con trabajadores en la capital en el que aseguró que será el “candidato de la clase obrera”.

El anuncio del mandatario se da un día después que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente acordara convocar a elecciones presidenciales para antes de finales de abril.

La decisión de la Constituyente desató nuevas tensiones en el país suramericano y críticas de varios países de la región, entre ellos Estados Unidos, que afirmó a través de un comunicado del Departamento Estado que la consulta no reflejaría la voluntad del pueblo venezolano y sería visto como “antidemocrático” e “ilegítimo” ante los ojos de la comunidad internacional.

A los cuestionamientos también se sumó el vicepresidente Mike Pence, quien manifestó en su cuenta de Twitter que el gobierno de Maduro pretende “privar a los venezolanos de elecciones libres y justas”.

El Grupo de Lima, integrado por 14 países de la región, también condenó la víspera la decisión de la Constituyente.

Los diálogos entre el gobierno y la oposición para resolver la crisis de Venezuela quedaron en “terapia intensiva” luego de la decisión de las autoridades de adelantar la consulta, aseguró el miércoles uno de los negociadores opositores.

En declaraciones a The Associated Press, el negociador y diputado opositor Luis Florido dijo que el llamado de esos comicios en la víspera va en contra de los esfuerzos que realizan para alcanzar un acuerdo en las negociaciones que se llevan a cabo en República Dominicana, con la mediación de varios países de la región, y en las que la oposición exige elecciones limpias y competitivas.

Florido refirió que se había presentado un “documento consensuado” al respecto por parte del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y los cancilleres de México, Chile, Bolivia, Nicaragua, República Dominicana y San Vicente y las Granadinas.

"Si el gobierno no tiene la intención de mantener lo que dice ese documento (de los cancilleres), pues la negociación no tendrá vida en el futuro", advirtió el mediador.

El ministro de Comunicación y negociador del gobierno, Jorge Rodríguez, desestimó el miércoles los cuestionamientos que surgieron en Venezuela y el exterior contra el adelanto de las elecciones y ratificó que el gobierno seguirá en el proceso de diálogo.

En alusión a la decisión que tomó México de retirarse como facilitador de las negociaciones, Rodríguez dijo, sin mencionar al país, que “si no quieren estar, no tienen por qué estar”, y agregó que “tampoco son necesarios”.

El canciller mexicano Luis Videgaray anunció el martes el retiro de su país del proceso con el argumento de que la convocatoria de los comicios "acaba con la seriedad” de esa negociación.

En medio del incierto panorama que enfrentan los diálogos, las divisiones en la oposición se hicieron el miércoles más evidentes luego de que el dirigente Henry Falcón, exgobernador del estado central de Lara, presentara su postulación para enfrentarse a Maduro. Asimismo, el exgobernador de Bolívar, Andrés Velásquez, anunció al país un nuevo proyecto político para enfrentar al oficialismo.

La coalición opositora, que agrupa una veintena de partidos, aún no ha definido cuál será su postura frente al adelanto de los comicios presidenciales, ni como definirá su candidato unitario.

El adelanto de las elecciones se aprobó sorpresivamente después de que la Unión Europea sancionara a siete funcionarios y exfuncionarios venezolanos alegando que habrían incumplido los principios democráticos o el estado de derecho e incurrido en violaciones a los derechos humanos.

El canciller Jorge Arreaza entregó el miércoles una nota de protesta a delegados de los países europeos en Caracas a raíz de esas sanciones y señaló que la UE trató de convertirse en una especie de tribunal que, según el jefe de la diplomacia venezolana, viola todas las convenciones diplomáticas.

Arreaza dijo, en un mensaje de la cuenta de Twitter de la Cancillería, que se tomarán “acciones judiciales” contra la UE aunque no ofreció detalles.

Más tarde, en otro mensaje a través de la misma red, Arreaza indicó que Maduro decidió llamar a consultas al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, en rechazo por la "agresión injerencista" del gobierno español. Por el momento no dio más detalles, pero algunos creen que el mensaje también podría ser consecuencia de las sanciones de la UE a Venezuela.

La comunidad internacional viene promoviendo desde septiembre pasado un proceso de negociaciones entre el gobierno y la oposición para lograr una salida a la profunda crisis económica y social que enfrenta el país suramericano.

Las reuniones se han dado en medio de una profunda crisis económica que se ha agravado en las últimas semanas ante una desbordada inflación que alcanzó a finales de año 2.616%, según cálculos de congresistas opositores, y una severa escasez de productos básicos.

______

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn