MOSCÚ (AP) — La cotización del rublo ruso sufrió una nueva brusca caída bajo el embate de las sanciones estadounidenses y la amenaza del presidente Donald Trump de lanzar misiles contra Siria.

El dólar se cotizó a 64 rublos en Moscú el miércoles por la mañana por primera vez desde 2016, una caída del 2%. Luego cayó a 65 por dólar tras el tuit de Trump de que “llegarán” los misiles a Siria.

El euro superó los 80 rublos, marca que alcanzó en marzo de 2016, cuando la caída de los precios del petróleo bajó a niveles históricamente bajos.

Las sanciones impuestas por Washington el viernes pasado prohíben a ciudadanos estadounidenses hacer negocios con numerosos empresarios, funcionarios y empresas y congela los activos que puedan tener en jurisdicción estadounidense.

Los mercados rusos reaccionaron con temor no solo ante el impacto de las empresas sancionadas como la fábrica de aluminio Rusal, sino ante la perspectiva de nuevas sanciones.

El primer ministro Dmitry Medvedev dijo que las sanciones son para cubrir al proteccionismo, sobre todo en el sector de metales.

“La decisión más reciente del gobierno de Estados Unidos... es un intento de combatirnos mediante la competencia desleal, limitar nuestro desarrollo y crear tensiones en la economía y la moneda y los mercados de fondos”, dijo ante el Parlamento.

“No cabe duda de que enfrentaremos esta presión. Ya hemos aprendido cómo hacerlo y decididamente volveremos estas medidas en beneficio de nuestra propia economía y desarrollo económico”. A la vez advirtió que “no olvidaremos a quienes siguen aplicando esta política anti Rusia, quienes perjudican a nuestro país”.

Con respecto a las represalias rusas, Medvedev dijo que “se deben calcular bien, no deben perjudicarnos, deben ser las adecuadas. Con todo, no descarto que deberemos revisar todos los aspectos de la cooperación con Estados Unidos en los sectores principales”.