QUITO (AP) — Las autoridades de Ecuador descubrieron en cuentas en Panamá dos millones de dólares presuntamente producto de la corrupción y se aprestan a repatriar esos fondos.

El fiscal Juan Carlos Zúñiga informó el miércoles que “hay un dinero que está incautado en Panamá... se van a hacer los mecanismos correspondientes para que ese dinero sea repatriado, aproximadamente dos millones y un poco más de dólares”.

Destacó que los valores se encuentran en las cuentas del exgerente de la empresa estatal Petroecuador, Alex Bravo, quien junto con otras 13 personas fue sentenciado por un tribunal de primera instancia a cinco años de prisión por el delito de cohecho. Bravo tiene otras dos sentencias por delitos similares.

Bravo había sido inicialmente acusado de recibir sobornos por unos 14 millones de dólares.

Las sospechas de corrupción han llegado al propio vicepresidente Jorge Glas, quien desde el martes está siendo procesado por la Corte Nacional de Justicia por supuesto lavado de activos en torno a la millonaria red de corrupción tejida por la compañía brasileña Odebrecht.

El escándalo de los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado en Ecuador provocó en junio la renuncia del contralor general Carlos Pólit, investigado por la fiscalía, mientras que el exministro de Electricidad, Alecksey Mosquera, un tío del vicepresidente Glas y exgerentes de Petroecuador están detenidos, entre otros procesados.

La fiscalía también revisa unos 30 contratos suscritos por esa firma con el Estado ecuatoriano entre 1980 y 2015 para verificar las condiciones en que fueron otorgados. El gobierno de Rafael Correa (2007-2017) impulsó proyectos por alrededor de 1.600 millones de dólares con Odebrecht.