AP NEWS
Related topics

Boston se beneficia de medidas contra la MS-13

October 8, 2018

FILE - This Jan. 29, 2016, file photo shows weapons on display at the U.S. Attorney's office following the arrests of gang members in Boston. Nearly three years after the nation's largest single takedown of MS-13 gang members, residents of strongly Central American communities in the Boston area say the streets are noticeably quieter. (AP Photo/Charles Krupa, File)

BOSTON (AP) — Un amplio operativo policial contra la pandilla de raíces centroamericanas MS-13 le ha traído cierta paz y tranquilidad a East Boston, una comunidad que hace cuatro años se vio estremecida por una serie de asesinatos perpetrados por miembros de la agrupación.

Frente a la comisaría policial local, todos los jueves a la tarde se organiza una marcha para conmemorar los hechos de hace cuatro años.

Una docena de vecinos, policías y líderes religiosos recorren la vecindad repartiendo pulseras y panfletos que dicen “Los jóvenes son el futuro” y “Juntos por la paz”.

Las marchas semanales, que ahora han concluido debido al fin del verano, sirven de recordatorio de una época más sombría y también como actividad para estrechar la confianza entre los vecinos y los policías de East Boston, dijo Sandra Aleman-Nijjar, una salvadoreña que organiza las marchas.

“Queremos que las familias que han sido directamente impactadas por esta violencia sepan que estamos con ellas”, dijo Aleman-Nijjar. “Seguimos pensando en ellas”.

Los policías y los líderes comunitarios de East Boston y sus comunidades aledañas atribuyen la calma reciente a un caso que está siendo procesado por los tribunales.

Fue en enero del 2016 que las autoridades detuvieron a unos 60 miembros de la MS-13, en lo que según dicen es el golpe más duro asestado hasta ahora contra la pandilla. La mayoría de los que aguardan juicio tendrán su audiencia en los tribunales este mes.

Cuando ocurrió el operativo, las autoridades calcularon que desmantelaron una tercera parte de la presencia de la MS-13 en Massachusetts y que capturaron a los cabecillas del ala oriental de la pandilla, que tenía facciones en Houston (Texas), Ohio, Nueva Jersey, Virginia, Maryland y Carolina del Norte.

El secretario de Justicia Jeff Sessions alabó el operativo policial, que ocurrió bajo la presidencia de Barack Obama, como ejemplo de la necesidad de tomar medidas contra la inmigración ilegal. Todos menos tres de los capturados serán deportados después de cumplir sus penas de cárcel.

___

Philip Marcelo en Twitter

twitter.com/philmarcelo

AP RADIO
Update hourly