ASUNCIÓN (AP) — Un adolescente murió el jueves por las quemaduras sufridas durante un motín en un instituto correccional en el este de Paraguay, informaron las autoridades.

El motín, durante el que varios internos incendiaron colchones, ocurrió la noche del miércoles en la penitenciaría de menores de Ciudad del Este, 320 kilómetros al este de Asunción y en la frontera con el estado brasileño de Paraná.

El Ministerio de Justicia informó que aún se desconocen los motivos de la revuelta que dejó a 14 internos con quemaduras, cuatro de ellos en estado grave que debieron ser ingresados en hospitales públicos de Asunción.

"Un menor de 17 años, cuya identidad no la podemos difundir, murió por fallas sistémicas porque el 80% de su cuerpo sufrió quemaduras de segundo y tercer grado", dijo el médico Luis Amarilla a periodistas.

El abogado Jorge Rolón, integrante de la organización no gubernamental Mecanismo de Prevención de la Tortura, comentó que en la mayoría de estos institutos los jóvenes están recluidos “por causas menores" y que los correccionales "no reúnen las condiciones para ser considerados como centros educativos".

Un informe del Ministerio Público indicó que en Alto Paraná, cuya capital es Ciudad del Este, el hurto simple es el delito más común seguido por el hurto y el robo agravados.

Las cárceles paraguayas albergan a 13.071 internos adultos y menores pero solo 20% tiene condena firme, según el Ministerio de Justicia.

En el correccional de Ciudad del Este había 174 menores recluidos y no se registraban condiciones de hacinamiento.