BARCELONA (AP) — El ex presidente catalán Artur Mas anunció el martes su renuncia como jefe de su partido independentista regional, señalando que quiere dar paso a la nueva generación de dirigentes que impulsan la secesión.

Los partidos independentistas, incluido el PdeCat de Mas ganaron 70 de las 135 bancas del parlamento en la elección de diciembre, un resultado que Mas calificó de “muy bueno” y dijo que llevaba la lucha por la secesión a una nueva etapa.

Es necesario “abrir el camino para que nueva gente dirija un proyecto de cara al futuro” en Cataluña, dijo Mas, de 61 años, en conferencia de prensa.

Mas fue presidente de Cataluña de 2010 a 2016, cuando renunció y eligió a dedo a su sucesor Carles Puigdemont.

Puigdemont encabezó el movimiento independentista, pero en la actualidad está prófugo en Bélgica.

Las diferencias entre los dos han aumentado desde que Puigdemont encabezó una declaración unilateral de independencia el 27 de octubre. El gobierno español lo destituyó, disolvió el parlamento y convocó a las elecciones del 21 de diciembre.

Puigdemont huyó a Bruselas para evitar una investigación judicial por promover la independencia. Sin embargo, exige su restitución como presidente en vista del resultado de las elecciones. Mas sostiene que los secesionistas deben ganar mayor apoyo antes de seguir adelante con el intento de separarse de España.

Mas también citó razones legales para su renuncia.

El año pasado se lo inhabilitó para la función pública durante dos años por desacatar la Corte Constitucional al convocar a un simulacro de referendo por la independencia en 2014. El partido y sus miembros también se preparan para los fallos judiciales previstos para las próximas semanas por denuncias de corrupción.