ROMA (AP) — La actriz y cineasta italiana Asia Argento dijo que ser abusada sexualmente por Harvey Weinstein "rompió todos mis sueños” y “cambió la percepción que tenía de mí misma”.

Argento reveló por primera vez en una entrevista publicada por la revista New Yorker la semana pasada que en 1997 Weinstein le hizo sexo oral a la fuerza en un hotel de Francia cuando ella tenía 21 años.

Múltiples mujeres más han hecho acusaciones similares desde que el New York Times reportó por primera vez el 5 de octubre que el ahora despedido productor había enfrentado acusaciones por abuso sexual desde hace décadas y que en algunos casos había tenido que pagar a sus acusadoras.

Argento, de 42 años, dijo a la televisora estatal italiana RAI desde Berlín el martes que se siente “doblemente crucificada” desde que decidió contar públicamente su caso: primero por el abuso y ahora por las reacciones hostiles a su historia en Italia.

El diario italiano Libero publicó un artículo mordaz con el título “Primero se abren de piernas y luego lloran”. Un exmiembro del parlamento dijo que Argento simplemente debió decir “no” y en las redes sociales se acusaba a Argento de buscar problemas.

El director italiano Dario Argento, padre de la actriz, dijo a Radio Capital de Italia esta semana que desconocía la experiencia que vivió su hija y que es una “historia dolorosa”.

“En el mundo del cine no todos somos así”, dijo el director. “Weinstein es un viejo sucio y él es quien debería estar avergonzado, no sus víctimas”.