AP NEWS
Related topics

Atribuyen muerte de joven en Colorado a peste

June 22, 2015

DENVER, Colorado, EE.UU. (AP) — Cuando un adolescente de Colorado presentó fiebre alta y dolores musculares, su familia pensó que tenía influenza. Pero murió en cuestión de días y fue después que se reveló la extraña causa.

Taylor Gaes se infectó de peste, probablemente por pulgas que colocaron a la bacteria directamente en su flujo sanguíneo, lo que dificultó su detección a tiempo para evitar que se extendiera.

El joven de 16 años murió el 8 de junio, pero la causa no se hizo pública sino hasta el viernes, cuando funcionarios de salubridad, debido a la insistencia de los padres del joven, publicaron un aviso para asegurarse de que otros que visitaron la casa rural de la familia cerca de Fort Collins no se hubieran enfermado por las pulgas que lo pudieron haber infectado.

Unas 200 personas visitaron o asistieron a una reciente ceremonia de dispersión de cenizas para el popular basquetbolista y futbolista en la propiedad. El periodo de incubación en ellos expiró el lunes, dijo Katie O’Donnell, vocera del Departamento de Salud y Medio Ambiente del condado de Larimer.

Los casos de peste son raros y las muertes lo son incluso más. A nivel nacional, un promedio de siete casos de peste humana se reportan al año, con un promedio de mortalidad del 11%, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La última vez que alguien murió de peste en Estados Unidos fue en 2013 en Nuevo México, un caso de la menos común peste septicémica, la misma que se cree que tuvo Gaes. La última muerte por peste en Colorado fue en 2004 y también fue un caso de peste septicémica, dijo Jennifer House, de salud pública veterinaria de Colorado.

Hay tres formas principales de peste y todas son causadas por la misma bacteria Yersinia pestis, que de forma común se propaga a través de pulgas que se alimentaron de roedores infectados.

En su forma más común, la peste bubónica, la infección se extiende por el tejido del cuerpo al sistema linfático, lo que produce nódulos linfáticos inflamados que son un indicio. En la peste septicémica, la bacteria entra directo al flujo sanguíneo y, sin la inflación, sus síntomas de fiebre, escalofríos y dolor abdominal, pueden parecerse a la influenza.

La tercera y menos común es la peste neumónica, que incluye neumonía y es capaz de propagarse a través de la tos.

Aunque todos los tipos pueden tratarse y curarse cuando se dan antibióticos a tiempo, todos son mortales cuando se retrasa el tratamiento.

La mayoría de los casos en Estados Unidos se dan en el oeste, en donde roedores, incluidos perros de las praderas, portan la enfermedad. Los casos son más comunes en donde se unen los estados de Colorado, Arizona, Nuevo México y Utah, pero también se han reportado casos muy al norte, incluso en Canadá, dijo Paul Ettestand, de salud pública veterinaria del estado de Nuevo México. La última persona en morir de la peste fue una persona con la variedad septicémica en 2013.

En el condado de Larimer, en donde vive Gaes, ningún habitante se había contagiado de peste desde 1999. Y, sin inflamación, no es algo que esté en la mente de la gente, dijo O’Donnell.

“Es muy difícil para cualquiera ver a una persona y diagnosticarle una enfermedad que sólo se tiene cada 10 o 15 años”, dijo.

Funcionarios de salubridad del condado trabajan con los CDC para hacer pruebas a la vida silvestre de la propiedad de la familia para ver si los animales tienen peste. Si las pruebas resultan negativas, O’Donnell dijo que es probable que los investigadores nunca sepan a ciencia cierta la fuente de la infección de Gaes.

___

Escritora médica de AP Lindsey Tanner contribuyó a este despacho.

AP RADIO
Update hourly