GINEBRA (AP) — Representantes de Naciones Unidas, gobiernos y grupos de derechos participaban el lunes en una conferencia para recaudar fondos para ayudar a los refugiados de etnia rohingya en Bangladesh, mientras las llegadas desde Myanmar alcanzaron las 600.000 personas desde finales de agosto.

La cumbre de Ginebra, organizada por la Unión Europea, el gobierno de Kuwait y las agencias de migración, refugiados y ayuda humanitaria de la ONU, buscan ayudar a cubrir la petición del ente de 434 millones de dólares en fondos hasta febrero.

Por el momento se ha recaudado menos de una cuarta parte del objetivo, según funcionarios.

Unas 603.000 personas ingresaron a Bangladesh desde el vecino Myanmar desde el pasado 25 de agosto, cuando las fuerzas de seguridad birmanas lanzaron una violenta operación contra la minoría musulmana, dijo el lunes Adrian Edwards, portavoz de la agencia de refugiados de la ONU, ACNUR.

La mitad de los refugiados son menores.