AP NEWS
Related topics

Macron pierde las esperanzas con Trump, vira hacia Europa

August 31, 2018
Donald Trump, Emmanuel Macron

Foto tomada el 24 de abril del 2018 del presidente estadounidense Donald Trump con el presidente francés Emmanuel Macron en una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington. Durante más de un año, Macron ha tratado de convencer amablemente a Trump, en la creencia de que podía hacerle cambiar de parecer en torno al cambio climático, el acuerdo nuclear con Irán y las políticas comerciales. Pero esta semana Macron reconoció que eso no funcionó y que más valía enfocar sus esfuerzos con sus vecinos europeos. (AP Photo/Andrew Harnik, File)

PARÍS (AP) — Durante más de un año, el presidente francés Emmanuel Macron ha tratado de convencer amablemente a su contraparte Donald Trump, en la creencia de que podía hacerle cambiar de parecer en torno al cambio climático, el acuerdo nuclear con Irán y las políticas comerciales. Pero esta semana Macron reconoció que eso no funcionó y que más valía enfocar sus esfuerzos con sus vecinos europeos.

“El socio con quien Europa construyó el multilateralismo de la posguerra al parecer ha decidido darle la espalda a esta historia compartida”, dijo Macron el lunes en un discurso ante diplomáticos franceses.

Por primera vez desde que fue elegido en mayo del 2017, Macron, de 40 años, parece haber perdido las esperanzas de poder influir en el mandatario estadounidense de 72. Los intentos anteriores, dijeron fuentes allegadas, habían sido “un trabajo de convicción”.

El momento de cambio probablemente fue la contenciosa cumbre de la OTAN el mes pasado, en que Trump criticó a los aliados por no gastar más dinero en su defensa.

Pocos días después, Macron se reunió con el mandatario ruso Vladimir Putin en Moscú. Su despacho dijo que quería expresar allí la posición de Europa.

Incluso un mes antes de la cumbre, Trump había causado revuelo en una reunión del Grupo de los Siete en Canadá al acceder a un comunicado conjunto sobre comercio y después retractándose cuando ya estaba en el avión rumbo a Asia.

Macron enumeró el lunes los temas en que trató y no pudo convencer a Trump: “sus dudas sobre la OTAN, las políticas comerciales agresivas y unilaterales ... el retiro del acuerdo (climático) de París, el retiro del acuerdo nuclear con Irán”.

François Heisbourg, ex asesor del gobierno francés y director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, notó “un evidente cambio de tono” del presidente francés. Señaló que Macron reconoce que “como el lenguaje amistoso no parece funcionar, hará las cosas de otra manera ”.

Aun así el líder francés es un hombre de diálogo, enfatizó Heisbourg, elogiando su capacidad, al menos en el pasado, de tener una buena relación personal con Trump.

Desde el punto de vista de Macron, Trump se ha convertido en otro líder errático como Putin en Rusia, o Recep Tayyip Erdogan en Turquía, manifestó Heisbourg.

La amistad entre Macros y Trump comenzó el Día de la Bastilla en París el año pasado, donde Trump fue invitado de honor y quedó tan impresionado con la pompa castrense en la Avenida de Campos Elíseos que quiso hacer lo mismo en Washington.

Trump decidió que Macron sea su primer invitado a una visita de estado, en abril. Se llevaron de lo más bien, elogiándose mutuamente, bromeando, estrechándose de manos e incluso dándose besitos en las mejillas.

La relación personal al parecer sigue siendo buena, a pesar de sus discrepancias en temas importantes.

La vocera de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders declaró el martes que “los dos líderes se consultan con frecuencia en torno a una amplia gama de temas. El presidente desea seguir trabajando estrechamente con el presidente Macron para beneficio de nuestros intereses compartidos, económicos y de seguridad”.

Los dos líderes tuvieron su más reciente conversación telefónica el 11 de septiembre sobre Siria, Irán, el Medio Oriente y el comercio mundial. Trump tuiteó que tuvo “una conversación telefónica muy buena” con Macron.

Ese mismo día Macron habló también con Putin.

Por ahora Macros y Trump tienen programado verse de nuevo el 11 de noviembre para las ceremonias que conmemoran el fin de la Primera Guerra Mundial en París.

Macron espera aprovechar la oportunidad para hablar de temas de comercio mundial con otros jefes de estado que estarán presentes.

“Creo que no debemos dar por sentado que habrá un país hegemónico frente a otros países totalmente divididos”, dijo Macron en alusión a las políticas de Trump de imponer aranceles a otras naciones.

Entretanto, Macron está tratando de recabar apoyo a sus propuestas de una Unión Europea más integrada, con una doctrina de seguridad común y con un presupuesto compartido entre los países que usan el euro.

El jueves, Macron se encontraba en el tercer día de un viaje a Dinamarca y Finlandia. Tiene planeados encuentros con sus pares de Bélgica, Luxemburgo y Holanda para la próxima semana. Después de eso, recibirá a la canciller alemana Angela Merkel en París.

Macron desea que Europa sea el líder en cuanto al multilateralismo contra el aislacionismo, que enfrente los grandes desafíos mundiales como la migración, el cambio climático, la tecnología digital y la desigualdad social.

“La pregunta más importante no es si voy a tomar del brazo a Donald Trump en la próxima cumbre, sino cómo podemos entre todos estar a la altura de este momento de gran transformación que estamos atravesando”, declaró Macron el lunes.

___

El corresponsal de la AP en la Casa Blanca Zeke Miller contribuyó con esta nota.

AP RADIO
Update hourly