BRUSELAS (AP) — Un fondo de rescate creado para ayudar a países que usan el euro entregó el último paquete de rescate de 15.000 millones de euros (17.300 millones de dólares) a Grecia el lunes, luego de que las objeciones de Alemania atrasaron el pago durante varias semanas.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad dijo que 9.500 millones de euros (casi 11.000 millones de dólares) del préstamo irán a un fondo de liquidez que Grecia puede usar para satisfacer sus necesidades financieras durante casi dos años.

Los otros 5.500 millones de euros (6.400 millones de dólares) fueron designados para pagar algunas de las deudas del país.

El gobierno griego describió el pago como el "último acto de un dramático rescate financiero".

"Grecia hora puede comenzar una nueva página de progreso, justicia y crecimiento", dijo la oficina del primer ministro Alexis Tsipras en un comunicado. "Nos espera mucho trabajo por delante, pero también nuevas posibilidades, al fin, para la mayoría" del pueblo griego.

Grecia se ha mantenido a flote gracias a préstamos de recate de sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional desde el 2010. El tercer y último préstamo se acaba el 20 de agosto. Después de eso, Grecia tendrá que recurrir a los mercados internacionales de bonos para conseguir dinero.

El fondo de liquidez permitirá que el gobierno no se vea presionado para hacerlo, dada la baja calificación crediticia de inversión que tiene el país y los altos intereses que los inversionistas privados exigirían por los préstamos.

Klaus Regling, director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad, dijo que la entrega de fondos demuestra que "Grecia ha avanzado bastante" en cuanto a administración de los fondos de rescate y que "ahora está dando frutos el compromiso y trabajo duro del pueblo griego".

A mediados de julio, Alemania puso objeciones a la entrega inmediata del último pago, argumentando que Atenas no había cumplido con todos los requisitos.