AP NEWS
Related topics

Recuerdan atentado a embajada Israel, aún sin condenas

March 19, 2015

BUENOS AIRES (AP) — Israel acusó el jueves a Irán de los dos atentados terroristas ocurridos en Argentina en la década de 1990 e instó a la comunidad internacional a no negociar con los iraníes su programa nuclear.

“Irán continúa sembrando horror y destrucción en todo el mundo pero el mundo sigue como si nada pasara...”, dijo en hebreo el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Yair Shamir, hijo del ex primer ministro Itzjak Shamir, en el acto de conmemoración del 23er aniversario del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires.

Adujo que el mundo trata de apaciguar a Irán “para que se digne a aceptar la postergación de los planes de construir su poderío de destrucción masiva”

“El mundo asume una actitud que o es hipócrita o claramente hace caso omiso del hecho de que ese poderío se dirige al mundo civilizado, incluido Israel”, agregó el funcionario ante unas 200 personas presentes en plaza embajada de Israel, donde funcionaba la sede diplomática hasta que el 17 de marzo de 1992 una bomba la destruyó.

El atentado a la embajada israelí y el perpetuado dos años después contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) han sido dos de los argumentos más fuertes esgrimidos por Israel en su intento para impedir que Estados Unidos y el resto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania firmen un acuerdo con Irán para garantizar los fines pacíficos de su programa nuclear.

El recién electo premier israelí Benjamin Netanyahu le dedicó un párrafo especial a ambos ataques en un recientemente discurso en el Congreso estadounidense para objetar las negociaciones 5+1 con el gobierno iraní.

“Los viles terroristas perpetuadores del atentado han sido apoyados, financiados y entrenados por Irán”, aseveró Shamir.

También se refirió a la muerte del fiscal Alberto Nisman, a cargo de la investigación del atentado contra AMIA. Dijo que Nisman “pagó con su vida el intento de llegar a la verdad”.

El fiscal fue encontrado muerto el 18 de enero, pocos días después de presentar una denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por supuestamente buscar encubrir a los sospechosos iraníes del atentado. La justicia investiga si el fiscal fue asesinado o se suicidó.

La justicia argentina apuntó al grupo libanés Hezbollah como autor material de los dos atentados en Argentina y a Irán como su autor intelectual. Irán niega los cargos.

La llegada de los funcionarios israelíes se produjo poco tiempo después de las críticas de la presidenta Fernández al gobierno de Israel y al curso de la investigación del ataque en Argentina.

En la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso la mandataria se preguntó “por qué el Estado de Israel reclama por la AMIA” -ataque que causó 85 muertos-, “y no por su propia embajada”.

Respecto a la pesquisa, la embajadora de Israel en Buenos Aires, Dorit Shavit, aseguró que su país “confía en las autoridades argentinas y en su deber jurídico y moral de continuar la investigación del atentado”.

La presidenta, por problemas de agenda según se informó, no acudió al acto. El martes recibió en Casa de Gobierno a sobrevivientes y familiares de las víctimas del ataque.

“Les dije a quienes ayer me acompañaban, que en verdad para mí, había un solo homenaje: el 17 de marzo y junto a ellos, víctimas y familiares”, dijo Fernández en un tuit.

En su lugar estuvieron presentes este jueves el jefe de gabinete de ministros, Aníbal Fernández, y otros funcionarios, quienes fueron silbados e insultados por algunos de los presentes cuando colocaron una ofrenda floral en la plaza.

“No le presté atención”, respondió el ministro Fernández al ser consultado sobre los abucheos. Agregó que el acto fue “un momento de mucho recogimiento y respeto por las víctimas”.

La Corte Suprema argentina, que tiene a su cargo la investigación del atentado por tratarse de una sede diplomática extranjera, determinó que el ataque se produjo con una carga de explosivos acondicionados en una camioneta Ford F 100 que se detuvo en la vereda de la sede diplomática antes de la explosión.

El atentado fue en represalia por el asesinato del secretario de Hezbollah, Abbas Musawi, ocurrido un mes antes en Líbano. La Corte pidió la captura internacional de Imad Mughniyah, responsable del de la Jihad Islámica y del aparato de seguridad central y exterior de Hezbollah al momento de cometerse el atentado. Mughniyah murió en 2008 en un atentado en Siria, según Interpol.

AP RADIO
Update hourly