PRAGA (AP) — El negociador del Brexit por la Unión Europea, Michel Barnier, dijo el jueves que difícilmente se pueda esperar un avance en el espinoso tema de la frontera irlandesa en las próximas semanas.

Tras el acuerdo del mes pasado sobre las normas que regirán las futuras negociaciones sobre las relaciones y el comercio con Gran Bretaña, los negociadores encaran los aspectos técnicos. Probablemente no habrá grandes avances antes de fines de junio, dijo Barnier luego de su reunión con el primer ministro interino checo Andrej Babis.

Gran Bretaña y la UE coinciden en que no debe haber aduanas ni otras obras de infraestructura entre Irlanda del Norte, que forma parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, miembro de la UE. Pero no se han puesto de acuerdo sobre cómo debe ser la única frontera terrestre entre el Reino Unido y la UE.

Gran Bretaña saldrá de la UE en marzo de 2019.