SAO PAULO (AP) — La cámara baja del Congreso Nacional de Brasil se prepara para votar sobre un posible juicio al presidente del país, Michel Temer, acusado de supuestamente liderar una organización delictiva y de obstrucción de la justicia. Es la segunda vez que Temer se enfrenta a una votación de este tipo en medio de una letanía de escándalos que han lastrado su mandato desde que sustituyó a Dilma Rousseff, quien fue sometida a juicio político y cesada del cargo el año pasado. Los cargos contra Temer parten de una amplia investigación sobre corrupción que ha salpicado a docenas de políticos y destacados empresarios en los tres últimos años.

A continuación, un vistazo a cómo llegó Brasil a esta situación y que ocurrirá en adelante:

LOS CARGOS

La fiscalía alega que el gobierno de Brasil funcionó durante años como un cártel de facto, con los partidos políticos en el poder vendiendo favores, votos y nombramientos a poderosos empresarios. Según sugiere la acusación, cuando Temer llegó a la presidencia el año pasado, se hizo cargo de la organización delictiva, y su partido ha recibido desde entonces unos 190 millones de dólares en sobornos.

Temer está acusado también de obstrucción a la justicia, en parte por “instigar” el pago de mordidas al expresidente de la Cámara Eduardo Cunha, que está cumpliendo una sentencia de 15 años de prisión por corrupción y que se cree que guarda muchos secretos sobre otros políticos. Temer ha negado los cargos y dijo que el fiscal jefe que lideró la pesquisa le guarda rencor.

___

LA VOTACIÓN

Como Temer es un presidente en activo, no puede ser juzgado a no ser que dos tercios de los legisladores de la Cámara de Diputados acepten los cargos. Si lo hacen, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, un aliado de Temer, asumiría la presidencia de forma interina durante el proceso. Si no se alcanza esa cifra, los cargos contra Temer quedarían suspendidos y continuaría con su mandato, que terminará el 31 de diciembre de 2018. La fiscalía podría decidir juzgarlo una vez abandone el cargo. El debate en la Cámara podría prolongarse varios días.

___

¿QUÉ POSIBILIDADES TIENE TEMER?

Aunque la popularidad de Temer está bajo mínimos _ el mes pasado su índice de aprobación bajó al 3% _ sigue teniendo muchos aliados en el Congreso, donde tiene una reputación de hábil negociador. Muchos legisladores enfrentan también cargos por corrupción y se han apresurado a protegerse en la medida de lo posible. Cuando se enfrentó a cargos de soborno a principios de año, Temer convenció a 263 diputados para que lo respaldasen, muchos más de los 171 que necesitaba, con promesas de nombramientos políticos y cientos de millones de dólares en gastos.

Sin embargo, todos los escaños serán reelegidos el próximo año y algunos políticos podrían dudar sobre respaldar a un líder tan impopular.

___

¿QUÉ PIENSAN LOS BRASILEÑOS?

La escala de la corrupción ha sorprendido incluso a los ciudadanos más escépticos y diezmó la fe de la población en la clase política. Muchos piensan que Temer llegó al poder de forma ilegítima tras el juicio político a su predecesora. Por otra parte, docenas de políticos del todo el espectro parlamentario están siendo investigados por corrupción, subrayando la sensación de muchos brasileños de que el país está roto. Esto ha elevado el perfil y la popularidad de muchos políticos que son considerados “no tradicionales”, desde el alcalde de Sao Paulo, un magnate de los medios de comunicación, a un legislador de ultraderecha que ha prometido devolver la moral a la política.

___

La periodista de AP Sarah DiLorenzo está en Twitter en: twitter.com/sdilorenzo