AP NEWS
Related topics

El gobernador de California viajará a El Salvador

March 29, 2019
1 of 2
Gavin Newsom, izquierda, gobernador de California, y Wendy Carrillo, derecha, representante del 51er distrito de la Asamblea estatal, participan en una mesa redonda con líderes de la comunidad centroamericana en la Clínica Monseñor Óscar Romero en Los Angeles, el jueves 28 de marzo de 2019. (AP Foto/Damian Dovarganes)

SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció el jueves que viajará a El Salvador en abril para conversar sobre la violencia y la pobreza que impulsan a los migrantes a solicitar asilo en Estados Unidos.

Será el primer viaje al extranjero de Newsom como gobernador y su iniciativa más reciente para posicionar a California, no a la Casa Blanca, como líder ante uno de los problemas más difíciles de Estados Unidos.

El mandatario estatal hizo el anuncio días después de que Washington y líderes centroamericanos firmaron un nuevo pacto de seguridad fronteriza. Por su parte, el presidente Donald Trump dijo el jueves que dichos líderes “no hacían nada” para detener el flujo de migrantes.

Durante el anuncio de su viaje, Newsom señaló que mientras “el gobierno de Trump sataniza a aquellos que huyen de la violencia en Centroamérica, California sigue comprometido a apoyar a nuestras comunidades migrantes y entender las causas de origen de la migración”.

El demócrata Newsom se ha enfrentado a Trump en materia migratoria más que en ningún otro tema. En sus dos primeros meses como gobernador, retiró de la frontera a las tropas de la Guardia Nacional de California e interpuso una demanda en contra de la declaratoria de emergencia nacional por parte del mandatario para financiar un muro fronterizo.

Newsom se comprometió a otorgar 25 millones de dólares para asistencia de los solicitantes de asilo y quiere expandir el acceso al sistema de salud para beneficiar a los jóvenes que están ilegalmente en el estado. Una de las primeras medidas que promulgó como gobernador proporcionó 5 millones de dólares para ayudar a la creación de un centro de ayuda a migrantes.

“Esta es nuestra respuesta a la Casa Blanca: No más división, no más xenofobia y no más nativismo”, declaró el gobernador el mes pasado durante su discurso sobre el Estado del Estado.

El jueves se reunió con líderes de la comunidad centroamericana en Los Ángeles para hablar de los desafíos que enfrentan las familias en El Salvador, Guatemala y Honduras. Angélica Salas, directora ejecutiva de Coalition for Humane Immigrant Rights, dijo que aprecia los esfuerzos de Newsom para iniciar el diálogo con grupos de migrantes.

“Creo que con este viaje a El Salvador, tendrá un entendimiento más profundo de nuestra perspectiva”, dijo al concluir la reunión.

En California está el cruce fronterizo de mayor tránsito en el país, el de San Ysidro, cerca de San Diego, y en el estado viven más de 680.000 inmigrantes salvadoreños, según Newsom.

El viaje del gobernador está programado del 7 al 10 de abril.

César Ríos, director ejecutivo del Instituto Salvadoreño del Migrante, ve con buenos ojos la visita de Newsom a Centroamérica. Dijo que es “interesante, porque se da en momentos en que están decidiendo hacer un abordaje de seguridad ante estos movimientos de migración, y nosotros, como sociedad civil, lo que estamos demandando es que se fijen más en las causas que provocan la migración y no buscar los culpables que provocan la migración”.

La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen viajó esta semana a Honduras para reunirse con el mandatario de ese país, así como con los presidentes de Guatemala y El Salvador, y ofrecer el apoyo de Estados Unidos para combatir al narcotráfico y la violencia causada por las pandillas. La pandilla MS-13 tiene actividad en El Salvador.

Washington también aprobó 5.800 millones de dólares de ayuda a Centroamérica en diciembre.

Trump lanzó el jueves un mensaje directo con una evaluación más pesimista de la alianza entre Estados Unidos y Centroamérica.

“México no está haciendo nada para ayudar a frenar el flujo de inmigrantes ilegales a nuestro país”, tuiteó. “Hablan mucho y no hacen nada. Lo mismo con Honduras, Guatemala y El Salvador, que durante años han tomado nuestro dinero y no hacen nada”.

No es la primera vez que los gobernadores de California participan en la diplomacia internacional. El exgobernador demócrata Jerry Brown viajó a China y Rusia y fungió como enviado especial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. El viaje de Newsom a El Salvador incrementará su protagonismo a nivel nacional y posiblemente avive la especulación en torno a sus ambiciones para un cargo político de mayor rango.

Brown se distanció de las políticas migratorias del gobierno de Trump, en especial al promulgar una ley que limita la cooperación de las autoridades locales con los agentes federales de migración.

Newsom ha sido más agresivo. Revirtió la decisión de Brown de desplegar a cientos de elementos de la Guardia Nacional de California en la frontera, retirando a la mayoría de ellos en febrero para que se concentraran en otros asuntos, como la preparación rumbo a la próxima temporada de incendios forestales.

Mantuvo a tan sólo unos 100 elementos en la frontera para ayudar en el combate al narcotráfico internacional y dijo que está dispuesto a colaborar con el gobierno federal en ese frente.