Wall Street culminó varios días agitados el viernes con una importante recuperación que le dio al mercado bursátil una modesta ganancia al cerrar la semana.

Las compañías tecnológicas, los bancos y el sector salud fueron responsables de gran parte de las ganancias del mercado. Las empresas energéticas también subieron junto con los precios del crudo.

La recuperación se dio luego de que el rendimiento de los bonos del Tesoro retrocedió por segundo día consecutivo, después de que días antes había alcanzado su mayor nivel en cuatro años. Esa subida del miércoles, que hizo que el rendimiento de los bonos cerrara en 3%, provocó una fuerte caída en las acciones.

“Hubo mucha preocupación sobre lo que sucedería si el rendimiento de los bonos superaba el 3%, y eso probablemente influyó en el nerviosismo a principios de esta semana”, dijo Willie Delwiche, estratega de inversiones en Baird.

El índice Standard & Poor’s 500 ganó 43,34 puntos (1,6%) a 2.747,30, mientras que el promedio industrial Dow Jones subió 347,51 unidades (1,4%) a 25.309,99, y el tecnológico Nasdaq aumentó 127,30 puntos (el 1,8%), a 7.337,39.

El índice Russell 2000, que agrupa las acciones de compañías pequeñas, subió 19,20 puntos (1,3%), a 1.549,19.

El S&P 500, un barómetro clave en el mercado, estaba en camino a terminar la semana en baja luego de que las pérdidas del martes acabaran con una racha de ganancias de seis días. Sin embargo, el S&P 500 logró un avance de 0,6% en la semana. El Dow y Nasdaq cerraron con alzas de 0,4% y 1,4%, respectivamente.

El rendimiento del bono de Tesoro a 10 años cayó a 2,87% de 2,92%, en su segunda baja consecutiva luego de llegar hasta 2,95% el miércoles, su nivel más alto desde enero de 2014. Ese aumento en su rendimiento ocurrió luego de que las minutas de la última reunión de la Reserva Federal en enero indicaron que había un sentimiento optimista entre los funcionarios, lo que confirmó su intención de aumentar las tasas de interés este año.

A principios de este mes, las bolsas de valores del mundo, sobre todo en Estados Unidos, sufrieron grandes pérdidas al aumentar las preocupaciones sobre el ritmo de la inflación y el endurecimiento en las políticas de la Fed.

“Estamos a merced de las cambiantes opiniones de la gente día a día con respecto a la inflación y la Fed, pero a largo plazo esperaríamos que el mercado suba más”, dijo Craig Callahan, presidente de ICON Advisers.

El crudo estadounidense de referencia subió 78 centavos (1,2%), a 63,55 dólares el barril en Nueva York. El Brent avanzó 92 centavos (1,4%), para cerrar a 67,31 dólares el barril.

El oro perdió 2,40 dólares a 1.330,30 dólares la onza.