KABUL (AP) — Los talibanes acabaron con la vida de 15 policías en dos ataques a puestos de control en el este y sur de Afganistán, dijeron funcionarios el lunes.

Nueve agentes fallecieron y otros cuatro resultaron heridos en un ataque a un puesto de seguridad en la provincia de Ghazni, en el este del país, señaló Arif Noori, portavoz del gobernador de la región. Siete insurgentes murieron y otros cinco sufrieron heridas en la batalla, que duró más de una hora, agregó.

El domingo en la noche, los talibanes atacaron otro puesto en Zabul, en el sur, desencadenando un enfrentamiento en el que murieron seis policías y ocho insurgentes. Amir Jan Alokozai, un responsable administrativo del distrito, apuntó que otros ocho agentes y 12 extremistas resultaron heridos.

Los talibanes se atribuyeron la autoría de ambas agresiones. Este mes, los insurgentes lanzaron una ola de ataques contra las fuerzas de seguridad que ya mató a más de 200 personas en todo el país.

En un tercer ataque, en la provincia norteña de Baghlan, una bomba adosada a un vehículo militar estalló en un mercado provocando lesiones a 13 civiles, dijo Zabihullah Shuja, vocero del jefe provincial de la policía. Ningún grupo reivindicó de inmediato la acción en la capital regional, Puli Khomri.