LISBOA, Portugal (AP) — Jueces en Portugal son culpables de discriminación sexual en un caso de indemnización médica cuando decidieron que la importancia dada al sexo disminuía con la edad de la mujer, falló el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en un dictamen publicado el martes.

Maria Morais, portuguesa de 50 años con dos hijos, alegó que negligencia médica durante una mala cirugía ginecológica en un hospital en Portugal en 1995, la imposibilitó de poder tener relaciones sexuales normales. Ganó su caso de indemnización por sufrimiento físico y mental, pero el hospital luego ganó la apelación en 2013 y redujeron el pago a aproximadamente un tercio.

Para justificar la reducción, jueces en Lisboa alegaron que el sexo no era tan importante a su edad. Todos en el panel de tres jueces, compuesto por dos hombres y una mujer, tenían más de 50 años, según el abogado de Morais, Vitor Ribeiro. El caso provocó una oleada de protestas en Portugal, en donde una legisladora describió el fallo de “jurisprudencia talibán”.

El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos basado en Francia, le dio la razón a Morais y dijo que los jueces portugueses eran culpables de “prejuicios” y que habían violado el derecho a respetar su vida privada y familiar. Le exigió a Portugal pagar a Morais 3.250 euros (3.790 dólares) en daños y 2.460 euros de gastos.

La decisión de la corte portuguesa “ignoró la importancia física y psicológica de la sexualidad para la autosatisfacción de la mujer y otras dimensiones de la sexualidad de la mujer”, dijo el tribunal europeo.

“Además, la decisión (de la corte de Lisboa) se basó en la suposición general de que la sexualidad no es tan importante para una madre de dos de 50 años como para alguien más joven. En la visión del tribunal (europeo), esas consideraciones muestran prejuicios prevalecientes en el poder judicial de Portugal”, agregó.