FILOTTRANO, Italia (AP) — Adam Yates ganó el domingo la quinta etapa de la Tirreno-Adriático en solitario y Michal Kwiatkowski llegó tercero para asumir el liderato general a falta de solo dos jornadas.

Yates lanzó su ataque a unos cuatro kilómetro de la meta en una etapa de montaña de 178 kilómetros (110 millas) entre Castelraimondo hasta Filottrano — ciudad natal de Michele Scarponi — y nadie pudo darle alcance.

El británico cruzó la meta con siete segundos de ventaja sobre Peter Sagan y Kwiatkowski.

El final de la etapa fue un tributo a Scarponi, quien falleció en una colisión con una vagoneta mientras entrenaba poco antes del Giro de Italia del año pasado.

Kwiatkowski tomó ventaja de tres segundos sobre el líder previo, Damiano Caruso, mientras que Mikel Landa se ubica tercero con 20 segundos de diferencia.

La sexta y penúltima etapa del domingo es otro desafío de montaña a lo largo de un trayecto de 153 kilómetros (95 millas) entre Numana y Fano.

La competencia finaliza el martes con una contrarreloj individual en San Benedetto del Tronto.