Sinead O'Connor hizo una emotiva súplica de ayuda a su familia y se abrió sobre su lucha con una enfermedad mental en un video publicado en Facebook desde un motel en Nueva Jersey en el que ha estado viviendo.

El video ofrece un último vistazo a su continua lucha con problemas de salud mental.

La artista irlandesa de 50 años dice en el clip de 12 minutos publicado el jueves que se mantenía con vida por el bien de otros, incluyendo a su psiquiatra, y que si fuera por ella ya se habría ido.

"Estoy luchando, luchando, luchando, luchando — como todos los millones y millones de los que sé que formo parte — para seguir viva cada día", dice en el video.

O'Connor lamentó lo que describió como una falta de apoyo de sus seres queridos. Señaló que "extraños en Facebook" son más amables con ella que su propia familia y les pidió a sus hijos adultos y sus papás que hagan un esfuerzo por trasladarla a Irlanda.

"No debería ser aceptable para ningún hombre que me conozca y diga que me ama y que se preocupa por mí que yo esté aún sentada aquí después de dos años implorando ... que me lleven a casa", manifestó entre lágrimas.

O'Connor dijo que estaba viviendo en un Travelodge en Nueva Jersey y luego publicó la dirección de un Travelodge en South Hackensack.

El jefe de la policía de South Hackensack Robert Kaiser dijo el martes que agentes fueron a verificar su bienestar, pero que O'Connor no estaba en su habitación en ese momento. Dijo que ya no se está hospedando ahí y que la policía no sabe dónde se encuentra. Un agente de la cantante no respondió de inmediato un correo electrónico en busca de información.

Un segundo mensaje publicado en su página de Facebook el lunes por la noche, que alega fue hecho en nombre de O’Connor, dice que la cantante se encuentra bien y no corre peligro de suicidio.

"Está rodeada de amor y recibiendo el mejor cuidado", dice la misiva.

O'Connor, diagnosticada con trastorno bipolar, ha sido abierta sobre sus problemas de salud mental a lo largo de los años. La cantante fue hallada en un hotel del área de Chicago el año pasado luego que la llamada de un médico preocupado llevó a las autoridades a buscarla.

O'Connor lideró las listas de popularidad alrededor del mundo en 1990 con su interpretación de la balada de Prince "Nothing Compares 2 U". Dos años después fue ampliamente criticada por romper una foto del papa Juan Pablo II durante una actuación en "Saturday Night Live".